El Panathinaikos ha hecho oficial el despido de Xavi Pascual. Actualmente el equipo griego está invicto en su liga y va 10º en la Euroliga con un balance de 6-7. Tras la derrota ante el Real Madrid se especuló con sanciones económicas por bajo rendimiento. El propietario Dimitris Giannakopoulos bajó incluso al vestuario y amenazó a varios jugadores y a los entrenadores.

Según cuentan en Mundo Deportivo, el episodio acabó con Íñigo Zorzano, ayudante de Pascual, en el hospital a causa de una crisis de ansiedad. Zorzano, que continúa ingresado, no estuvo el domingo en el partido en la pista del PAOK ni este martes en el banquillo en el partido de Madrid.

Giannakopoulos, según ha podido saber Kia en Zona, ha despedido a Pascual pero al mismo tiempo ha cargado contra los jugadores, señalando que el técnico español no era el único responsable y pidiéndoles “seriedad y respeto por el club” ya que, de lo contrario, comenzaría a “cortar contratos” de los jugadores, amenazándoles igualmente con que, tras ello, no podrían jugar “ni en clubes de Eurocup”.

Pascual cumplía su tercera temporada en el Panathinaikos, con el que había conseguido dos títulos de liga y el de Copa en 2017.

Se especulaba que dependiera todo del partido ante el Armani Milán pero no han esperado y ha sido destituido. Alvertis y su ex asistente Vovoras dirigirán al equipo ante el equipo italiano. Así lo ha anunciado el club griego en un comunicado:

El Panathinaikos anuncia el cese del entrenador Xavi Pascual, un excelente profesional. La administración del club cree que la mejor solución en la actualidad para el equipo es separar sus caminos de forma amistosa. Damos las gracias a Xavi Pascual de corazón por su trabajo en nuestro equipo durante los últimos dos años y le deseamos todos los éxitos en su carrera“.

Adrian Wojnarowski ha señalado que el estadounidense Rick Pitino está cerrado un acuerdo con el club griego para convertirse en su nuevo técnico. Pitino posee una larga trayectoria en el baloncesto americano, especialmente en la NCAA, aunque también tuvo dos experiencias en la NBA: en los Knicks y en los Celtics.