Driblar siempre genera espectáculo. Hay movimientos que, una vez perfeccionados, resultan prácticamente imparables para los defensores. Y el crossover, cambiar el mano de mano, es sin duda uno de ellos.

Existen muchos jugadores expertos en ese arte, Crawford, Harden o Curry representan algunos de los que más han practicado… y por tanto de los que más determinantes resultan.

¿Cómo mejorar ese movimiento y aprender a driblar como ellos? Este vídeo explica algunos ejercicios muy útiles para lograrlo. Después, ya sabes, lo más importante es la repetición. Después más repetición y por último… más repetición.