Se llama Carlee Clemons y es un auténtico fenómeno. Es un junior de High School y tiene muelles en las piernas. Los suficientes como para volar por encima de su madre en pleno concurso. Mide apenas 1.80 m. y desafía a los que dicen que todo estaba inventado en los concursos de mates. ¿Qué hace este chico? Dos mates que son una pasada. El primero, un molinillo saltando por encima de su madre. Y de postre, otro matazo volando por encima de dos hermanos de 2 m. Clemons gana el concurso y los aficionados se vuelven locos, como recoge Ballislife.com. Todo un espectáculo.