Llegamos al final (por ahora) de nuestra serie sobre los jugadores que podrían dominar el futuro del mundo del baloncesto y en especial a partir de 2020. En esta cuarta entrega nos centramos en una serie de jugadores internacionales que tienen a todo un batallón de ojeadores detrás allá a donde vayan.

Puestos del 1 al 5
Puestos del 6 al 10
Puestos del 11 al 15

16. Theo Maledon

Puesto: Base
Altura: 6’3 (1,91m)
Jugará en: Asvel (Francia)

Parece que está destinado a ser el relevo natural de Tony Parker en la selección francesa, con la cual ya ha debutado a pesar de su corta edad. Como con muchos bases de su generación, su físico es excelente, pero el pico de su carrera dependerá de su desarrollo del lanzamiento exterior. Como cabe esperarse su toma de decisiones va mejorando con la experiencia, su primer paso no es de élite pero usa bien los bloqueos y su manejo del balón para llegar donde quiere, y va desarrollando cada vez más recursos para finalizar cerca del aro.

17. Killian Hayes

Puesto: Escolta
Altura: 6’5 (1,95m)
Jugará en: Cholet (Francia)

Otro jugador francés de enorme futuro… y que, en su caso, ha tenido polémica en las últimas semanas al ser sancionado por la Federación Francesa por su renuncia a jugar el Eurobasket sub-20. Hayes es uno de los proyectos internacionales que suenan con mayor fuerza para el próximo Draft NBA (2020)apareciendo en previsiones dentro de posiciones de Lotería (entre los catorce primeros). Fue campeón de Europa con la Sub 16 francesa hace dos años, siendo MVP del campeonato, y subcampeón del mundo Sub 17 el pasado año, integrando también el quinteto ideal del torneo.

Este escolta nacido en Estados Unidos pero de madre francesa y criado en Francia es un zurdo capaz de hacer de todo un poco. Es bueno pasando, penetrando y defendiendo, y solo le falta un poco más de consistencia en su lanzamiento para ser considerado un proyecto de jugador total.

18. Amar Sylla

Puesto: Pívot
Altura: 6’9 (2,05m)
Jugará en: Ostende (Bélgica)

Era una de las perlas del Real Madrid, pero al dar el paso a profesional este verano y verse sin hueco en el primer equipo, ha decidido marcharse a jugar al Ostende belga para tratar de aumentar su valor de cara al próximo Draft.

En ESPN escribían esto sobre él hace unas semanas:

Venía de tener altibajos en el Basketball Without Borders de febrero y Sylla explotó en Vitoria, jugando un rol esencial en el camino del Real Madrid hacia el título del ANGT. Tiene una longitud y capacidad atlética muy ‘freak’ que le lleva a acumular highlights gracias a su capacidad para levantarse buscando tapones, mates y rebotes. También se le vio muy bien subiendo el balón en transición y tomando decisiones en movimiento, así como anotando lanzamientos de media distancia y canastas en suspensión cerca de la canasta, demostrando un buen ‘touch’.

Jugadores de presente y de futuro: estos han sido los más destacados en el Europeo FIBA sub-20 2019

19. Franz Wagner

Puesto: Alero
Altura: 6’8 (2,03m)
Jugará en: Michigan (NCAA)

Uno de los mejores proyectos europeos nacidos en 2001, y una gran pérdida para el Alba Berlín, ya que Franz Wagner ha decidido marcharse a la Universidad de Michigan, por donde ya pasó también su hermano Moritz.

El joven Wagner es un alero de 2.03 metros al que los ojeadores le auguran un gran futuro, y los scouts estadounidenses le consideran más que probable primera ronda del Draft en el que decida presentarse. La mayoría coinciden en que está más desarrollado de lo que lo estaba su hermano Moritz en este joven punto de su carrera. En la temporada pasada anotó sus triples con un 39% de acierto en 120 intentos y sus tiros libres con un 89% de acierto.

20. Deni Avdija

Puesto: Pívot
Altura: 7’0
Peso: 230 lbs
Jugará en: Memphis Tigers (NCAA)

Si no has oído hablar de él a estas alturas debe ser porque llevas unas semanas desconectado. Avdija fue el principal responsable de que Israel se proclamase campeona de Europa sub-20, venciendo en la final a España con un Avdija imponente.

Gracias a su altura y su manejo de balón puede convertirse en un todoterreno en ataque si consigue que su lanzamiento de tres y desde la línea de tiros libres se estabilice, pues por ahora es bastante ‘microondas’. En defensa es donde más camino le queda por recorrer, pero tiene físico para ser, al menos, un decente defensor. Su cuerpo es ideal para el puesto. Eso salta a la vista, al igual que su talento (y su personalidad).