¿Os acordáis de Kevin Grow?

Su vídeo dio la vuelta al mundo la semana pasada. Un chico con síndrome de Down que nos dio una lección a todos. Saltó a la cancha para un homenaje y nos dejó con la boca abierta. Metió cuatro triples seguidos en dos minutos y el pabellón se vino abajo. Toda una historia.

Pues bien, al estilo más americano, el sueño de Kevin Grow continúa. Los Sixers, conscientes de su hazaña, le han invitado a entrenar dos días con la plantilla de la franquicia de Philadelphia. Además, hará el calentamiento con el equipo en el partido ante los Cavaliers y el propio general manager del equipo, Sam Hinkie, le hará firmar un contrato simbólico de dos días.

Un paso más en una tremenda historia de superación que nos emocionó a todos.