El autor de esta barbaridad es Marcus Lewis, campeón del concurso de mates de la NCAA este año. Y ojo, el alley-oop se lo tira Aquille Carr, un fenómeno de YouTube venido a menos. Es un partido de exhibición, el mate es tremendo y los dos jugadores acaban por el suelo. Una burrada.