Informe Liga Femenina: 6 claves del nuevo proyecto de Casademont Zaragoza

Nuevo equipo, nuevas jugadoras y nuevo entrenador. Analizar al Casademont Zaragoza es meter el bisturí a un conjunto todavía desconocido en las canchas. ¿Qué objetivos tendrán? ¿Cómo está compuesto el grupo? Intentamos responder a algunas de las dudas sobre el club zaragozano.

1- Grupo nuevo

Imposible analizar el equipo sin tener en cuenta su tiempo de vida. Casademont Zaragoza, dentro del baloncesto femenino, es un proyecto completamente nuevo. A pesar de llegar con una estructura económica fuerte, es evidente que crear un grupo nuevo desde 0 no es sencillo. Esa cohesión y química de grupo, tan importante para exprimir una plantilla, deberá ir creciendo conforme pase la temporada. Es por esto mismo que colocar un objetivo claro, preciso y justo se hace tan complicado a estas alturas. Por plantilla, parece claro que el salto ante Avenida, Girona o Valencia es muy alto. ¿Ante Gernika? Posiblemente, pero con una distancia mucho menor. Las serias dudas llegan con el siguiente grupo de equipos de la competición.

Sobre el papel, podríamos afirmar que, si observamos jugadora por jugadora, el conjunto maño podría acercarse a Araski. Siendo más potente en alguna posición que las vascas y más débil en otras. Sin embargo, el rodaje y juego mostrado por las de Made Urieta dotan a su proyecto de un punto extra que, por razones obvias, Zaragoza no posee. Dicho esto, el conjunto zaragozano deberá optar a puestos de Copa de la Reina y PO, en un espacio de la clasificación en el que Ciudad de la Laguna, Cadí, IDK o Ensino también darán bastante guerra.

2- Rookies en España… pero con experiencia

Si analizamos la plantilla de Casademont Zaragoza, llama la atención la cantidad de jugadoras que pisarán la competición por primera vez. Salvando a Nicholls, Zoe Hernández y Aina Ayuso, ninguna del grupo ha disputado previamente la Liga Femenina Endesa. Un factor que podría condicionar, obviamente, la adaptación de alguna jugadora. Sin embargo, esto no quiere decir que al grupo de Carlos Iglesias le falte experiencia, aunque Gorecki o Sangare vayan a realizar su debut profesional. Vanloo, Wurtz, Handy y Gatling han competido en países con buen nivel de baloncesto, incluyendo competiciones europeas, además de contar ya con trayectorias de cierto recorrido que deben ponerse en valor.

En este sentido, ¿qué aspectos serán más determinantes? Más que la experiencia o no en España, habrá que fijarse en la adaptación de cada jugadora al contexto de Zaragoza. Nicholls viene de jugar en Fenerbahçe, mostrando un rol totalmente diferente al que tendrá en la capital de Aragón; Vanloo, en parte por alguna lesión en los últimos años, aterriza tras varias experiencias no del todo satisfactorias; Handy no ha experimentado por el momento lo que es echar raíces en una ciudad durante cierto tiempo; y Gatling viene de su mejor temporada como profesional en una liga como la italiana. Una competición que no tiene un mal nivel en absoluto, pero posee grandes restricciones para la llegada de extranjeras.

3- Markeisha Gatling

Dentro de todas las apuestas y fichajes, Markeisha Gatling será una jugadora clave dentro del grupo. Viendo la composición de la plantilla, la internacional con Montenegro deberá asumir bastantes galones dentro de la zona en un contexto que, a priori, debería ser bastante favorable. Nicholls está acostumbrada a jugar con pívots grandes, a moverse por espacios medios y Casademont Zaragoza contará con un juego exterior con gran amenaza en el tiro de 3, por lo que la zona debería ser la casa de Gatling. Además, viendo las rotaciones, no sería extraño que la pívot contara con un minutaje bastante amplio. Ahora, la interior deberá devolver esa confianza en la cancha.

4- Polivalencia

Conocemos la plantilla, pero todavía no sabemos qué intenciones tiene Carlos Iglesias con ella. Casademont Zaragoza contará con un grupo bastante polivalente, en el que varias jugadoras podrán variar sus posiciones naturales. Aina Ayuso, Julie Vanloo y Haley Gorecki han demostrado que pueden moverse entre el 1 y el 2, Taylor Wurtz puede combinar diversas posiciones exteriores, un caso similar al de Chantelle Handy, ya que la británica no tiene problemas en competir tanto de 4 como de 3. Además, por supuesto, del caso de Aminata Sangare, jugadora que desde su anuncio, en palabras de Pep Cargol, «tiene potencial para jugar en posiciones interiores pero también evolucionando a posiciones exteriores».

5- Juventud

No podíamos cerrar el análisis de las claves de esta nueva plantilla sin mencionar sus proyectos a largo plazo. Zaragoza contará con una de las bases de jóvenes más apetecibles del baloncesto nacional. En primer lugar, Aina Ayuso seguirá creciendo en Zaragoza tras su año con Fabián Téllez. La base catalana cumplió con creces y dejó entrever que su margen de mejora es muy amplio, por lo que será interesante seguir su proceso. Un caso con similitudes al de Zoe Hernández, que también seguirá en su ciudad tras dar un importante paso adelante la pasada campaña. La joven acabó con unos excelentes porcentajes de 3 y respondiendo a la confianza del staff, ofreciendo un buen rendimiento en sus casi 10 minutos por encuentro.

Además, a las dos exteriores, se sumará Haley Gorecki. Jugadora que llega tras una buena etapa en la NCAA y de la que ya hablamos en este otro artículo sobre promesas a seguir en Europa. Y, para finalizar, Aminata Sangare. La gran apuesta del Casademont Zaragoza tras firmar un contrato de larga duración, una fórmula tan solo vista recientemente con Raquel Carrera en Valencia Basket. Con 18 años, Sangare llega desde Torrelodones, lugar en el que mostró cualidades bastante potentes para poder tener una carrera profesional.

6- Plaza para extracomunitaria

Un as bajo la manga del conjunto maño. Una plantilla de buen nivel, con 10 jugadoras y 2 espacios para jóvenes que puedan subir desde abajo. A priori, la composición parece tan lógica como suficiente para un primer año, pero Casademont Zaragoza se guarda un arma extra. Dependiendo del escenario que se encuentre el equipo de Carlos Iglesias durante la campaña, el club podrá incorporar una extracomunitaria más a la plantilla. Al contar con la doble nacionalidad tanto Gorecki (Polonia-EEUU) como Gatling (Montenegro-EEUU), tan solo Taylor Wurtz posee pasaporte no europeo en la plantilla.

Esta situación abre múltiples opciones en el mercado ante imprevistos por lesiones, situaciones extremadamente negativas en la tabla o necesidad de un empujón extra para ciertos objetivos, una estrategia utilizada de manera habitual por equipos de la parte alta de la tabla.

*A tener en cuenta: Casademont Zaragoza entró en el mercado de fichajes en un punto bastante avanzado. A nivel internacional, las opciones seguían siendo múltiples y variadas. A nivel nacional, un alto porcentaje de los cupos estaban ya firmados por otros conjuntos, más si cabe viendo el nivel de jugadoras que finalmente ha cerrado el equipo zaragozano. Para ver las intenciones a medio/largo plazo del club de manera más concreta, tocará esperar un verano más al menos.

Consulta el resto de informes de la Liga Femenina:

Perfumerías Avenida

Spar Girona

Valencia Basket

Lointek Gernika

Araski

Ensino Lugo

Cadí La Seu

Casademont Zaragoza

IDK Euskotren

Ciudad de la Laguna

Alter Enersun Al-Qázeres

Campus Promete

Embutidos Pajariel Bembibre

Quesos El Pastor

Movistar Estudiantes

Spar Gran Canaria