Jalen Green, uno de los mejores jugadores de instituto de Estados Unidos, ha dado la sorpresa al anunciar que no jugará para ninguna universidad la próxima temporada, sino que preparará directamente el salto al profesionalismo inscribiéndose en un programa especial de la G-League.

Dentro del ranking de ESPN, medio que ha anunciado la noticia, Jalen Green era el número 1 de entre todos los jugadores de instituto de su generación. Dentro del programa de la G-League al que se apuntará, Green podría llegar a cobrar más de medio millón de dólares mientras se embarca en un programa de desarrollo de un año externo al desarrollo habitual de la liga.

Dentro de ese programa, Jalen Green se compromete a formar parte de un sistema de desarrollo de un año supervisado por la G-League, que incluye entrenadores profesionales, jugadores que aspiran al Draft y otros jugadores veteranos que combinarán entrenamientos y competiciones de exhibición contra equipos de la G-League, selecciones nacionales de otros países y academias de baloncesto de todo el mundo, según Jonathan Givony.

La temporada podría incluir de 10 a 12 partidos contra equipos de la G-League. El objetivo prioritario será la asimilación de los conocimientos. El equipo de desarrollo que se forme podría estar entrenado por Sam Mitchell, según las fuentes de Adrian Wojnarowski. La estructura salarial en los contratos que firmen jugadores como Jalen Green se espera que tenga incentivos por partidos jugados, por actos comunitarios y otro tipo de actos.

En los últimos años habíamos visto cómo la liga de Australia se había convertido en competencia para la NCAA con un plan para atraer jugadores al que se apuntaron LaMelo Ball o RJ Hampton. Ahora le ha surgido una competencia dura a ambos.

Después de rechazar ofertas de Kentucky, Memphis, Oregon, Kansas, UCLA o Arizona, la decisión de Jalen Green, uno de los favoritos tempranos para ser el 1 del Draft de 2021, seguramente abra la puerta a que más proyectos de primer nivel decidan tomar este camino. Isaiah Todd, el número 13 en el ranking de ESPN, también se estaría pensando apuntarse al programa, según el medio, al igual que Makur Maker, el primo de Thon Maker, Karim Mane o Kai Sotto, el filipino que rechazó al Real Madrid y al F.C. Barcelona.