Se llama Jalen Reynolds y aunque muchos no lo recuerden, jugó unos partidos en el Barça Lassa la pasada temporada. Un total de 9 en el tramo final de la campaña, ya que llegó a mediados de mayo (con el conjunto azulgrana promedió 14 minutos, 5 puntos y 3 rebotes por partido).

Pues bien, este pívot estadounidense, ahora en el Zenit de Joan Plaza, ha sido noticia por una anécdota curiosa. En concreto, por la cinta en la cabeza con la que jugó el fin de semana, en la derrota del Zenit ante el Unics Kazan en la VTB League. Allí recibió una multa de 150 dólares por jugar con esta banda en la cabeza, de una conocida marca de ropa, algo que no está permitido allí:

Errick McCollum, hermano de CJ McCollum, bromeó con esto en twitter tras el encuentro:

Eso sí, el partidazo de Jalen Reynolds también merece ser comentado, más allá de la anécdota de la cinta. El estadounidense acabó con 20 puntos, 16 rebotes y 38 de valoración.