GIGANTENació en Dakar y tiene un pie descomunal: usa un 22 americano. ¿Normal? Sí, cuando mides 2.25 m. Es el caso de Tacko Fall, un junior de instituto cuyas imágenes están dando la vuelta al mundo. Está considerado el jugador más alto en todo el baloncesto High School y aunque sus números no son descoyantes, impresiona verle jugar entre niños.

Corre bien la pista y machaca sin problemas. Juega en un instituto pequeño en Florida, en Lake County, llamado Liberty Christian Prep., y tiene que dormir en diagonal en su cama porque no cabe. Tiene ocho hermanos y un sueño: jugar en la NBA.

«Vaya donde vaya todo el mundo me quiere hacer fotos, darme la mano. Me estoy acostumbrando«, dice Tacko. El Orlando Sentinel le dedicó un amplio artículo en el que dejaba mas frases curiosas: «Cuando me ven jugar, la gente no se da cuenta de que no había jugado a esto en mi vida«, reconoce. Todo en él es curioso, hasta su nombre entero: Elhadji Serigne Tacko Diop Fall.

 

 

1 Comentario

Comments are closed.