Terminó el Europeo FIBA sub-20 2019 y es hora de hacer balance. Os presentamos a los jugadores que más han destacado durante el campeonato.

Deni Avdija (ISR): Rival y verdugo de España en la final del Eurobasket. Sus números en el campeonato, llevando a Israel hasta la final, de nuevo superlativos: 17.7 puntos, 8.8 rebotes y 5 asistencias para un todoterreno del baloncesto… al que le falta por mejorar su lanzamiento exterior en general, a pesar de su exhibición en la final. En semifinales 26 puntos, 11 rebotes y 34 de valoración. En la final, 23 puntos, 7 asistencias y 5 rebotes. Se llevó el MVP del torneo y es una de las sensaciones jóvenes del año.

Yam Madar (ISR): Madar ha estado inevitablemente a la sombra de Avdija, pero el otro base del equipo israelí también ha brillado con luz propia en el torneo. El jugador del Hapoel Tel Aviv fue de más a menos con el paso de los partidos, pero aun así ha sido uno de los jugadores más destacados del torneo. Y en la final fue una pesadilla para los españoles en los dos lados de la cancha.

Philipp Herkenhoff (ALE): el entrenador cordobés Pedro Calles le conoce muy bien después de haber sido su entrenador en el RASTA Vechta, una de las sensaciones de la temporada pasada en la BBL alemana después de llegar hasta las semifinales siendo un equipo recién ascendido. Herkenhoff llegó a presentarse al Draft de este año (aunque luego retiró su nombre), y ha llevado a los alemanes a la medalla de bronce con 20 puntos y 8 rebotes en el partido por el tercer y cuarto puesto.

Sergi Martínez (ESP): el interior del FC Barcelona Lassa apareció justo cuando la selección española más le necesitaba. En unos cuartos de final contra Turquía en el que Carlos Alocén no pudo brillar (5 puntos) y Joel Parra se tuvo que retirar lesionado, la responsabilidad ofensiva del equipo cayó sobre los brazos de Sergi Martínez, que respondió a lo grande.

Carlos Alocén (ESP): el cuarto jugador más joven en debutar con la selección española ha disputado este torneo como si ya estuviese mayor para estos bailes, dominando casi todos los aspectos del juego sin tener que realizar grandes demostraciones anotadoras y brillando en la creación para sus compañeros. Alocén se ha convertido en adulto jugando con el Tecnyconta Zaragoza en la ACB (elegido Mejor Jugador Joven de la Liga Endesa 2018-19) y ni siquiera cumple los 19 años hasta el 30 de diciembre. Aquí contamos su historia.

Ivan Fevrier (FRA): Fevrier nos dejó uno de los grandes partidos de este campeonato, metiéndole 31 puntos, 9 rebotes y 2 asistencias a Montenegro, con 10/16 en tiros de campo y 3/6 en triples. El ala-pívot ha pasado por todas las categorías inferiores de la selección francesa, y apunta a que será una de sus piezas de futuro.

Marko Simonovic (MON): es una de los grandes proyectos de futuro del baloncesto europeo, y también ha sido el maestro de la eficiencia en este torneo. El jugador del nuevo Cedevita Olimpija (nacido de la fusión del Cedevita croata y el Olimpija Ljubljana esloveno) ha promediado 15.3 puntos y 12.2 rebotes por partido, con una eficiencia media de 24.7 por partido, aunque la selección de Montenegro quedó eliminada contra Israel en octavos de final a pesar de sus 15 puntos y 16 rebotes.

Dimitris Moraitis (GRE): dos malos partidos contra Lituania y contra Alemania les costaron sus opciones de avanzar en el torneo, pero Dimitris Moraitis ha sido una de las sensaciones del torneo, firmando un espectacular triple doble con 23 puntos, 11 rebotes y 11 asistencias contra Serbia.

Georgios Kalaitzakis (GRE): Kalaitzakis ha hecho un torneo mucho más regular que su compañero Moraitis, culminando con otro triple doble de 23 puntos, 11 asistencias y 10 rebotes contra Eslovenia. Este talentazo del Panathinaikos BC no ha bajado en todo el campeonato de los 15 puntos, ha promediado 19.8 puntos por partido y ha terminado tercero en eficiencia solo por detrás de Simonovic y Avdija.

Arnas Velicka (LIT): talento puro lituano procedente del Zalgiris Kaunas. Velicka ha tenido un torneo muy regular… con la excepción de un partido. Lamentablemente para los lituanos ese encuentro fue el cruce de cuartos de final contra Israel, en el que se quedó en 10 puntos con 2/16 en tiros de campo. A pesar de ese punto negro, ha terminado promediando 16.4 puntos, 6.6 asistencias y 4.9 rebotes.