Fue una de las sensaciones en el pasado Europeo sub-16 en el que consiguió la medalla de plata con Letonia, juega de alero, tiene 16 años, mide 2.05 metros y podría seguir los pasos de sus compatriotas Kristaps Porzingis (Baloncesto Sevilla) o Rinalds Malmanis (Laboral Kutxa Baskonia). Apunten su nombre: se llama Rodions Kurucs y actualmente forma parte de las categorías inferiores del VEF Riga, el equipo más mediático del país letón.

El portal ‘Eurohoops’ ha informado que el joven exterior, que todavía es junior de primer año (nació en 1998), podría ingresar en La Masia la próxima temporada para terminar su ciclo de formación en la cantera del FC Barcelona, donde además entraría con un contrato de larga duración.

Las sensaciones que dejó el verano pasado (2014) en el Europeo que organizó su país fueron muy positivas, consiguiendo unos excelentes promedios de 13.4 puntos, 5.9 rebotes y 1.9 asistencias en 25.2 minutos que le sirvieron para ser el alero más valorado y estar, por lo tanto, en el quinteto ideal del torneo. No olvidemos que el FC Barcelona tiene en la generación de 1998 un equipo que logró hacerse con el Campeonato de España la temporada pasada contra todo pronóstico.

Vídeo: Čaksis Fiksiņš
Foto: FIBA Europe