«Ni en nuestros mejores sueños, en los más locos, podríamos imaginar un inicio así en la Euroliga, contra los dos mejores equipos griegos».

Estas eran las palabras de Zvezdan Mitrovic, entrenador del LDLC ASVEL Villeurbanne y actual equipo invicto de la Euroliga junto a Real Madrid, Barcelona, CSKA y Khimki, tras ganar al Panathinaikos en la segunda jornada de la Euroliga.

O, mejor dicho, tras remontar 13 puntos en el último cuarto en un partido marcado hasta ese momento por sus dos triples de 15 intentos en los tres primeros cuartos. Consiguieron la victoria, como hicieron una semana antes ante el Olympiacos. Francia venciendo a Grecia, el equipo pequeño ganando al grande.

¿Y en la LNB francesa? 5-0. No sabe lo que es perder este curso. Jugando ante Limoges, Cholet o Strasburgo entre otros. Son los actuales campeones de la Copa en Francia y como todos saben Tony Parker es su actual propietario y presidente. Como curiosidad, el año pasado firmaron un contrato de patrocinio con la empresa LDLC por 10 años, algo difícil de ver en el deporte, en un acuerdo que implicó hasta un cambio de colores. Se dejó atrás el habitual verde y blanco del ASVEL y se adoptó el actual blanco y negro, cambiando incluso el logo del club.

Ahora bien. ¿Qué equipo tiene este Asvel?

Bases: Jordan Taylor, Antoine Diot

Exteriores: Edwin Jackson, Rihard Lomazs, David Lighty, Charles Kahudi, Charles Galliou,

Interiores: Livio Jean-Charles, Amine Noua, Adreian Payne, Tonye Ekiri, Alpha Kaba, Ismael Bako

Nombres conocidos, ¿verdad? Antoine Diot, uno de sus líderes sobre la pista, empieza a sentirse cómodo tras varias temporadas complicadas en el Valencia Basket. Las dos últimas son una buena muestra: una 17/18 en la que no jugó ni un solo partido y una 18/19 en la que sus promedios (1.9 puntos y 2.1 asistencias en 29 partidos) hablan por sí solos. Nada que ver con los 7 puntos y 5.5 asistencias que promedia en la Euroliga o el +26 que acumula en el +/- en estos dos primeros partidos. Solo este dato dice mucho del buen estado del jugador. Junto a él encontramos a Jordan Taylor, un trotamundos de equipos europeos que fue campeón de la Copa en Alemania con el Alba Berlin en 2015 y que tras un año en Limoges llegaba este año al conjunto del Asvel. Un jugador de rachas y que fue importante en el segundo encuentro ante Panathinaikos.

Y junto a ellos la gran revelación de estos dos primeros partidos de Euroliga, Tonye Yekiri. Este pívot nigeriano de 25 años y 2.12 ha pasado por encima de la pintura de ambos conjuntos griegos. Son sus primeros pasos en Europa pero ante Olympiacos y Panathinaikos firmó un 25 de valoración con un 13+10 ante los de el Pireo y un 15+12 ante los del OAKA. Jugó la pasada temporada en el Gaziantep Basketball. El ex NBA Adreian Payne llegaba para ser la estrella interior pero de momento Yekiri está siendo la referencia.

Junto a ellos jugadores exteriores todavía en adaptación como un Edwin Jackson, viejo conocido de la ACB que no está siendo ese jugador relevante que conocimos en Estudiantes pero sí clave en la rotación del equipo. Tras su paso por el Buducnost regresa a casa para reencontrarse con su mejor nivel. Otro de los fichajes de esta temporada ha sido Rihards Lomazs (17,1 puntos con un 50,7% en triples con el Ventspils en la Champions) que no ha tenido mucha participación en  Euroliga y el nombre de futuro es el de Theo Maledon, al que comparan con Parker y que este verano ha estado ayudando a Francia en la preparación por la baja de Thomas Heurtel. Las predicciones le sitúan muy arriba en el próximo draft.

Son la «Cenicienta» que impresiona en la Euroliga. El equipo de Tony Parker está firmando uno de los mejores arranques de todo el continente europeo… ¿Hasta cuándo podrán mantener este estado de forma?