Se llama Lefteris Mantzoukas y es uno de los últimos fenómenos del baloncesto griego. No es para menos ya que debutó en la máxima categoría con tan solo 14 años. Y ahora ha logrado batir una marca que lo coloca como uno de los proyectos más importantes de toda Europa.

Mantzoukas es un ala-pívot de 2.05 m. formado en la cantera del Promitheas Patras que se convirtió en el segundo jugador más joven en debutar en la primera división helena, solo por detrás de Giorgos Papagiannis. Su último hito ha sido apuntarse el récord de mayor cantidad de puntos anotados en un partido del Euroleague Adidas Next Generation Tournament, el torneo que enfrenta a los mejores equipos junior del continente.

Lefteris Mantzoukas rompió el récord histórico del Euroleague Adidas Next Generation Tournament al anotar 49 puntos en la victoria del U18 Promitheas Patras por 93-87 contra el U18 ALBA Berlin en el ANGT disputado en la sede de Munich.

Mantzoukas anotó 12 de los 24 lanzamientos que intentó, incluyendo un 5 de 12 en triples, y dominó el partido desde la línea de tiros libres, metiendo 20 de los 23 que lanzó. Mantzoukas también recogió 19 rebotes, robó 3 balones, repartió una asistencia y puso un tapón. En total provocó 14 faltas, y su Performance Index Ranking fue de 65 puntos.

Los 49 puntos anotados superaron el récord anterior de 43, que mantenía Dragan Bender desde diciembre de 2014, cuando jugó con el U18 Maccabi Teddy Tel Aviv contra la U18 Virtus Bologna. Sus 65 puntos de PIR son la tercera mejor marca de la historia de la competición, por detrás de los 66 de Bender en aquel mismo partido, y de los espectaculares 84 logrados por Nikola Mirotic en enero de 2009 cuando jugaba para el U18 Real Madrid.

Mantzoukas también rompió el récord de tiros libres anotados y tiros libres intentados. Los anteriores los tenían en posesión Luigi Datome (U18 Montepaschi Siena), quien anotó 17 tiros libres en mayo de 2005, y Alessandro Piazza (U18 Fortitudo Bologna), quien lanzó 21 tiros libres también en mayo de 2005.