Era un incógnita. No se sabía como iba a responder en la Liga Femenina. Su primer año en la máxima competición del baloncesto femenino español. Su comienzo en un equipo que, por desgracia, es completamente nuevo y cuyo presente auguraba momentos complicados para ver a una jugadora de futuro.

Rivas es un equipo en formación, desconocido y totalmente diferente al año anterior. Prueba de ello ha sido este inicio de temporada donde solo han ganado 1 partido de los 6 disputados hasta la fecha. Actualmente ocupan la 12ª plaza y luchan por evitar el descenso. Cosas de nuestro baloncesto. De ganar la liga al infierno.

Es en este contexto donde está creciendo una de las jugadoras con más proyección en nuestro país, la perla del basket femenino: Ángela Salvadores, esa escolta de 1.77 que nos deleitó este verano con una gran actuación ante EEUU y de la que muchos hablan.  6 partidos son los que la jugadora asturiana ha disputado hasta el momento y todos ellos bajo la sombra de un equipo que le está costando arrancar.  

Ella, una chica de tan solo 17 años, está siendo la mejor de su equipo. Es la séptima mejor anotadora de la Liga donde promedia cerca de 16 puntos por partido. Su juventud no está reñida con la inmadurez y junto a Gaby Ocete están tirando del equipo hacia adelante.

La noticia la hemos encontrado esta última jornada donde ha conseguido su tope en lo que va de temporada. Tras dos jornadas sin superar los 10 puntos Ángela Salvadores tocó el techo:  20 val. 26 puntos(9/13 en tiros de dos y 2/3 en triples), 2 rebotes y 1 asistencia en 33 minutos. Su mejor actuación que no sirvió para dar la victoria a Rivas ante Girona, primer clasificado.

Síntomas de la jugadora que es, la líder que lleva dentro a pesar de no haber superado aún la mayoría de edad.

FOTO: Cristina Florez.