La próxima temporada se augura dura para el chico de 19 años y 2.29 metros y por ello no ha dejado de trabajar durante todo el verano. Tacko Fall prepara con intensidad su próximo desafío en la NCAA y durante la época veraniega no ha parado de trabajar en pista para aumentar sus virtudes como jugador de baloncesto. Ahora parece un jugador más duro y lo demostró en uno de los últimos entrenamientos, donde estuvo cerca de romper el tablero de la canasta.

El inicio de algo grande…