No podemos decir que en Estados Unidos haya escocido mucho el fracaso del Team USA en el Mundial de China, ya que lo consideran una competición de importancia menor, pero al menos parece que sí que habrá una reacción de cara a los próximos Juegos Olímpicos de Tokio 2020. 

Al menos eso parece, a juzgar por las declaraciones que hemos leído en los últimos días por parte de algunas de las estrellas estadounidenses.

James Harden ya tiene dos medallas de oro con el Team USA, una en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, y otra por el Mundial de España 2014.

“Quiero jugar para el Team USA”, dijo también Anthony Davis a ESPN. “Si tengo la oportunidad, y me invitan, definitivamente me encantaría. Pop, estoy listo. Este verano tenía muchas cosas en marcha con el traspaso, estando en año de contrato, y con otros factores. El verano que viene con suerte ya habré tomado una decisión (sobre su nuevo contrato) y creo que esa será la diferencia”. 

“Ese es el plan”, dijo Stephen Curry al ser preguntado por su presencia en Tokio 2020. “Obviamente, toquemos madera, esperemos que no haya lesiones. Nunca he estado en un equipo olímpico. He conseguido dos medallas de oro en Mundiales, pero quiero tener la experiencia de los Juegos. Y espero que sea el año que viene”. 

Ni siquiera la lesión sufrida en su mano parece que vaya a frenar el deseo de Curry de estar en Tokio.

“Absolutamente. Ese era definitivamente el objetivo entrando en esta temporada”, dijo a ESPN su padre, Dell Curry. “Esto es un pequeño contratiempo, pero esperemos que este objetivo sea algo que le ayude durante su recuperación”. 

“Planeo formar parte de ello”, dijo también Damian Lillard al ser preguntado en septiembre cuando estaba en Australia. “Mi plan es estar en los Juegos”. 

También es cierto que cabía esperarse esta reacción. Para las estrellas estadounidenses el reconocimiento real está en los Juegos Olímpicos, y saben que un oro olímpico es un gran complemento para una carrera. Y Jerry Colangelo, el arquitecto del Team USA, ya había anunciado que se iba a poner desde ya a reclutar a los jugadores para los Juegos. Aunque habrá que ver si alguno de ellos no se queda castigado.

“Lo único que puedo decir es que uno no puede evitar fijarse y recordar con quiénes pensabas que ibas a ir a la guerra y quiénes se borraron“, declaró a AP Colangelo, director del Team USA y responsable de las convocatorias. “Se trata tanto de aquellos a los que quizás ya no queramos como de aquellos a los que sí queremos“. 

Uno de esos jugadores que se retiraron a última hora de la lista del Mundial fue el mismo James Harden. ¿Sería capaz Colangelo de dejarle fuera si de verdad quiere ir a Tokio 2020?