Estaba llamado a ser uno de los jugadores más dominantes del baloncesto profesional, pero las lesiones hicieron que Greg Oden se perdiera por el camino.

Es difícil recordarlo por los problemas de lesiones que tuvo posteriormente, pero Greg Oden era uno de los mejores jugadores de universidad que se han visto en las últimas décadas, y en su momento solo Kevin Durant podía discutirle el ser el número 1 del draft. 

En su única temporada en Ohio State Oden promedió 3.3 tapones por partido, lo que le valió para ser elegido mejor jugador defensivo del año. También lideró su conferencia en rebotes y en porcentaje de acierto en tiro de campo. Promedió 16 puntos por partido a pesar de pasarse el primer mes completo lanzando con su mano izquierda debido a una lesión en su mano derecha.

Si cabía alguna duda de que Greg Oden iba a ser el número uno del draft después de su primera temporada universitaria, dichas dudas se minimizaron después de que disputase la final de la NCAA. Es verdad que su equipo perdió dicha final, pero Greg Oden cerró su breve pero intensa etapa universitaria con 25 puntos, 12 rebotes y 4 tapones en el partido decisivo. Estaba listo para dar el salto.

Por desgracia, su cuerpo no estaba tan preparado, y las lesiones terminaron con su carrera antes de tiempo. Ni siquiera pudo seguir en China. Después de retirarse volvió a Ohio State para graduarse. Pero fue como jugador allí donde dejó su mayor marca.

Te puede interesar

Ocurrió durante la preparación del Eurobasket de 2007 disputado en España. La selección se enfrentaba a Lituania en Ourense como parte de su serie de partidos ante de la cita europea, una selección a la que ya se había enfrentado dos días antes. A 1:30 de la conclusión del encuentro España vencía por 3 puntos y tenía la posesión… cuando apareció José Manuel Calderón.

El base extremeño arrasó a la selección lituana en ese último minuto y medio anotando 3 triples (los 3 que tiró en el encuentro) y 4 tiros libres para certificar la victoria española. Todo ello defendido por Sarunas Jasikevicius. Calderón sumó todos los puntos de España en ese tiempo en un partido que terminaría 75-60.

Aquí podéis ver su exhibición contada por Andrés Montes.