El Unicaja ya perfila la próxima temporada. Golubovic, Will Thomas y Markovic han sido -de momento- las nuevas piezas para el equipo de Joan Plaza que este año tiene el reto de crecer y demostrar que puede ir más allá tras lo conseguido el año pasado. Se mantiene la base con algunos jugadores y empiezan a llegar los nuevos.

Sin embargo, hay dos que no van a estar en el equipo malagueño y que eran parte del futuro del equipo. Hablamos de Domantas Sabonis y Francis Alonso, que en el Europeo U18 están siendo los mejores, mostrando un gran liderazgo y dejando claro que la juventud no está reñida con el poder jugar en el primer equipo. En el caso de Sabonis, ya le vimos despuntar esta temporada en algún partido donde Plaza contó con él. El lituano es la cabeza dominante de la selección siendo el más destacado del combinado báitco con 15’3 puntos y 11’8 rebotes en 27’5 minutos por encuentro.

Ambos no vestirán de verde porque decidieron hacer las maletas y continuar con su proyección en Estados Unidos. El jóven Francis Alonso, está promediando cerca de 18 puntos en cada partido liderando a España. En el caso del base andaluz le veremos en Prepschool mientras que el hijo de Arvydas se irá a Gonzaga. La cantera de Los Guindos sufre así un vacío enorme con dos jugadores que a los 6 años ya despuntaban sobre las canchas malagueñas.

El Unicaja ve como dos jugadores formados en su casa se marchan y no enseñaran a la ACB y al Carpena lo que son capaces de hacer. ¿Los veremos algún día de regreso? En Málaga deberían ir rezando para volver a verlos, y es que el futuro está en sus manos.