Tiene 17 años, mide 2.04 metros, entrena diariamente con el primer equipo del CAI Zaragoza y tras mes y medio de competición se ha convertido en uno de los nombres propios del grupo ‘C’ de la liga EBA con El Olivar, equipo donde están vinculados en la actualidad los jugadores llamados a formar parte del CAI Zaragoza en el futuro. Hablamos de Marc Martí, interior catalán con pasado en el Lleida Bàsquet y que desde la temporada 2013-14 evoluciona en las categorías inferiores del conjunto aragonés.

«Es una persona muy madura, un gran estudiante y todo ello se refleja de cierta forma en la pista», nos comenta el director de la cantera caísta, Luis Arbalejo. Marc Martí, que causó muy buena sensación en su primer año con los zaragozanos, es a día de hoy y tras haber disputado siete encuentros el noveno jugador más valorado de una de las ligas amateur más potentes que hay en España. Los números hablan por sí solos: 17,7 puntos (55,3% en tiros de dos), 8,3 rebotes, 1,6 asistencias, 0,9 tapones, 3 faltas recibidas y 16,9 de valoración en 29:52 minutos por encuentro.

Su evolución no sorprende a Luis, que ‘descubrió’ al pívot ilerdense en el torneo MHL celebrado en Mallorca cuando éste todavía era infantil. Dos años después, cuando Arbalejo ya estaba vinculado al CAI Zaragoza como director de la cantera, otro torneo MHL pero esta vez en tierras mañas terminó de convencer al gallego, que coincidía con Willy Villar y José Luis Abós, gratamente sorprendidos por los fundamentos que mostró un jugador que por aquel entonces era dominante en la zona.

Terminada la temporada cadete para Marc Martí, llegaba a un acuerdo con el CAI Zaragoza y en septiembre de 2013 ‘abandonaba’ su Lleida natal para iniciar una nueva aventura a ‘solamente’ 151,5 kilómetros de casa.

Marc Martí

Cuando Marc Martí llegó al conjunto caísta era un pívot puro, que destacaba en la faceta reboteadora y resultaba dominante cerca de canasta (excepcional juego de espaldas al aro). Desde el primer entrenamiento con el CAI hasta en la actualidad no ha parado de crecer, y a los fundamentos enseñados en las categorías inferiores del Força Lleida ha añadido mayor eficacia en tiros de media-larga distancia y una mejora técnica que todavía tiene que seguir desarrollando.

Con 2.04 metros se está reconvirtiendo en ala-pívot y por ello debe mejorar, entre otras cosas, el uno contra uno desde la línea del 6.75. Es rápido, intenso e inteligente. En definitiva, es uno de los mayores proyectos nacionales en la completa generación de 1997, un jugador que tiene muchas posibilidades para formar parte del futuro CAI Zaragoza y competir al más alto nivel en unos años.

No obstante desde la entidad maña son pacientes con los jóvenes y por el momento no piensan en la próxima temporada, por lo que todavía es una incógnita saber si seguirá jugando en liga EBA con El Olivar y entrenando con el primer equipo, si formará parte de la primera plantilla o, por su parte, saldrá en calidad de cedido al igual que han hecho otros jóvenes talentos vinculados al CAI como John DiBartolomeo, Marcos Portalez, Javi Marín o Laszlo Dobos, quienes crecen en las competitivas Adecco Oro y Adecco Plata.

Marc Martí, Simon Pursl, Sergi García, Joan Ferran Bernancer, Unai Mendikote, Bojan Nesic, Carlos Alocén… el futuro del CAI Zaragoza está asegurado y todo ello al buen trabajo que se está realizando en el presente con sus categorías inferiores.