Solamente tiene 9 años y ya se le augura un futuro muy prometedor dentro del mundo de la canasta. Se llama Terrance Jerod y es el hijo de TJ Ford, ex-jugador de la NBA ya retirado a sus 32 años y con pasado en San Antonio, Indiana, Toronto y Milwaukee.

Ford ahora disfruta viendo jugar a su hijo, que a su temprana edad ya asombra en el baloncesto norteamericano. Hace de todo y todo lo hace bien, tiene un manejo de balón que difícilmente hayas visto alguna vez a algún jugador de menos de diez años. Ama el baloncesto y disfruta con un balón naranja en sus manos. Lo que hace es realmente espectacular. Disfruta gracias al vídeo de ‘Courtside Films‘…