rumanoLo de este chico es increíble. Se llama Robert Bobroczky, es rumano de origen húngaro y su talla es difícil de creer. Mide 2.26 m. con sólo 14 años y sí, juega al baloncesto. No lo hace mal, al menos de momento, y eso hizo que el Real Madrid y el Barcelona se fijaran en él el año pasado, tal y como contó Gigantes.com.

No fueron los únicos interesados. Bobroczky llegó a viajar a Vitoria para probar con el Laboral Kutxa. En ese momento sus padres no estaban muy convencidos de que Robert dejara Rumania. Ahora ha ido a Italia y allí sí parece haber convencido. Concretamente al Stellazzurra Basketball Academy, donde se va a quedar de momento jugando. Un auténtico fenómeno de la naturaleza al que ojalá podamos ver desarrollando su capacidad para jugar al basket.