Nombre: Jarrett
Apellido: Culver
Fecha de nacimiento: 20/02/1999
Posición: escolta
Altura: 6’5 (1’96)
Peso: 195 lbs (88 kgs)
Estadísticas 2018-19: 18.5 puntos, 6.4 rebotes y 3.7 asistencias

Puntos fuertes

Jarrett Culver ya es un buen jugador de baloncesto. El paso a la NBA siempre requiere un periodo de adaptación, pero en su caso es el prototipo de jugador que parece que podría aportar desde ya en la rotación de cualquier equipo. Su perfil físico es bueno para un escolta: alto, largo y muy móvil. No es de los jugadores más explosivos, pero sabe compensarlo de otras formas, la principal de ellas una alta inteligencia baloncestística que utiliza para engañar a sus rivales o para utilizar los ángulos. Por hacer una comparación, en ataque juega como un Caris LeVert con menos centímetros. A diferencia de Ja Morant o RJ Barrett, Culver llega ya como un defensor reconocido, con casi la “seguridad” de que será un two-way player en una NBA que cada vez los demanda más. Ha refinado su mecánica de lanzamiento del primer año universitario al segundo, teniendo ahora una gestoforma mucho más limpia.

Puntos débiles

Quizás sea por el cambio de la mecánica de lanzamiento, pero su porcentaje de triples pasó de un 38.2% en su año freshman a un 30.4% en el sophomore. Quizás en un punto intermedio entre esos porcentajes esté la realidad. Siendo un jugador muy aseado en ataque, no parece tener potencial de gran estrella, sino que su techo será el de segunda o tercera espada, y eso no vende para una elección tan alta de Draft. Su primer paso está en la media, así como su capacidad de salto, y sufrirá más tanto en ataque como en defensa al competir con atletas NBA. Puede quedarse en un jugador que haga un poco de todo pero no destaque especialmente en ninguna faceta.

Comentario

Jarrett Culver puede ser el tapado del top 10 de este Draft. Es un poco más mayor que los llamados a formar el top 3, no ha salido en tantos highlights y no ha jugado para Duke. Pero Culver tiene una legión de seguidores entre los scouts que alaban lo preparado que llega ya para el juego NBA y el potencial que aún tiene por delante. Culver no es un nombre “sexy” como pueda ser Barrett, pero sin duda va a despertar mucho interés en la liga.