Cuando Darius Bazley tomó la decisión de dar el salto directamente del instituto hasta la G-League seguro que no esperaba que su decisión levantase tanto revuelo. Catalogado de 5 estrellas por webs como ESPN o 247sports, participante partidos de promesas como el McDonalds All American, el Jordan Classic o el Nike Hoop Summit (dos de ellos con muy buenas actuaciones), candidato a ser top-10 del Draft de 2019… Bazley parecía tenerlo todo para ser una estrella de la NCAA. Pero decidió tomar otro camino. Un camino del que ahora se “arrepiente”.

Tras varios meses de incretidumbre la NBA ha terminado tomando una decisión sobre su destino según ha contado Shams Charania en The Athletic, mismo periodista al que explicó su decisión tiempo atrás. No vetará el fichaje de Bazley por un equipo de la G-League pero sí le obligará a inscribirse en el draft que se realiza en la G-League. Esto significa que el jugador no podrá elegir con que equipo continuar su formación, algo que sí puede realizar en la NCAA.

Es un detalle de enorme relevancia ya que no es lo mismo ir a un equipo potente como Austin (San Antonio), South Bay (Lakers) o Raptors 905 (Toronto) que ir a los equipos que tienen las primeras elecciones por haber sido los peores equipos de la pasada temporada: Utah Jazz (Salt Lake City, No. 1) y Charlotte Hornets (Greensboro, 2º y 3º pick). “Los equipos de la G-League no son iguales en cuanto a sus recursos y desarrollo” comentaba un ejecutivo de la NBA explicando el uso de esta norma.

Su decisión sentaba un enorme precedente ya que hasta el momento los jugadores de instituto tenían dos opciones: o jugar en la NCAA o irse al extranjero (Brandon Jennings o Emmanuel Mudiay). Ahora podrían tener la alternativa de ir a la G-League aunque ya saben las restricciones a las que se enfrentan.

¿Qué ha ocurrido entonces con Bazley? Que ha decidido dar marcha atrás a su decisión pero tampoco se unirá a una universidad. En vez de eso pasará todo el año entrenando por su cuenta. ¿Cómo afectará esto a su status de cara al próximo draft? Los ojos de muchos futuros jugadores estarán puestos en él para ver la evolución de su caso y como pueda afectar a futuras promesas.