Kentucky está cerca de rozar la perfección, si no ha llegado ya. Acumula 29 victorias en 29 partidos.

La última ante Arkansas por 84-67 en un partido marcado por dos acciones. La primera, este tapón de uno de los jugadores que no estuvo acertado en ataque pero que en defensa se salió: Willie Cauley-Stein, que anotó sólo siete puntos, pero capturó nueve rebotes y nos dejó cuatro tapones, incluyendo éste ante Alandise Harris. Brutal la mirada tras tirarle al suelo:

Y sí, como están de dulce y no hay quien les pare pues si una pelota sale… van a por ella con las consecuencias correspondientes.

En este caso el árbitro fue a la grada pero, como buen colegiado que es, no dejó de señalar para quién era la pelota. Cumpliendo hasta en malas condiciones.