Cuando Eric Vila cruzó el charco cambiando el FC Barcelona Lassa por la NCAA seguro que no se esperaba que su trayectoria fuese a ser tan complicada. Eric ha iniciado su cuarto año en Estados Unidos y hasta ahora las cosas no han funcionado como a él le hubiese gustado… lo que le ha llevado a tener que tomar decisiones difíciles para poder seguir formándose y jugando en Estados Unidos.

Todo empezó en su primer año universitario. La universidad de Texas A&M no le dio demasiadas oportunidades durante su estreno en la NCAA, jugando apenas 20 partidos con unos promedios de 2.2 puntos en 11 minutos. Como cuenta el experto especializado en NCAA Gonzalo Bedia en un fantástico hilo, influyó mucho que los dos asistentes que le convencieron de fichar ya no estuviesen en el equipo (Rick Stansbury y Kyle Keller). Vila pidió el transfer a otra universidad para tener más oportunidades, decidiéndose por Fresno State a pesar de que dicho transfer le acarrearía estar un año sin jugar. Y la historia se volvió a repetir en una universidad con la que no jugó ningún encuentro…

Difícil decisión. Arriesgarse a otra temporada de pocas oportunidades en su universidad, pedir el transfer y estar otro año en blanco en otra universidad o dar un paso atrás dejando la NCAA para poder jugar. Eric se decidió por esta última jugando en Northwest Florida State, un junior college con una competición de menor nivel que la NCAA. De esta forma el español podrá seguir cursando sus estudios y jugando al baloncesto antes de elegir destino en la NCAA. Y parece que, esta vez, ha acertado con el destino.

Vila eligió la universidad de UTEP Miners con la que ha debutado la pasada madrugada… siendo elegido el jugador del partido. Su equipo venció por 93 a 70 con 11 puntos, 11 rebotes y 6 asistencias de Eric en los 29 minutos que estuvo sobre la pista. Un buen punto de partido para su año junior en el que parece que tendrá las oportunidades que le han faltado otros años.

¿Por qué UTEP Miners? Porque se volverá a ver las caras con Rodney Terry. Los compañeros de BplayerMedia han hablado con él y esto les ha contado al respecto: “Sí, para mi la confianza es un factor muy importante en la decisión. Ellos me conocen mejor que nadie aquí, y los sistemas que juegan se adaptan muy bien a mi perfil”.

Españoles NCAA: estos son los 15 jugadores principales a seguir en la temporada 2019-20