Zion Williamson es un espectáculo sobre una cancha de baloncesto. Con Duke sigue luchando por ganar el torneo universitario, en el que ha arrancado anotando 57 puntos en sus dos primeros encuentros. Y es que más allá del show que producen sus prodigiosas facultades físicas…. también es muy eficiente.

A través de Synergy, que ofrece una gran cantidad de datos de estadística avanzada, se puede ver el impacto de Williamson en ataque. Se puede comprobar mediante el percentil estadístico. ¿Qué significa ese percentil?

Partiendo de un conjunto de datos, el percentil es valor que indica el porcentaje de esos datos que son iguales o menores al valor tomado. Es decir, la posición de ese dato con respecto a la muestra total.

Dicho de otro modo, un dato con percentil del 90% supone que el 90% de los datos de una muestra son iguales o inferiores a ese dato. Así, en una muestra con datos positivos, cuanto mayor sea ese percentil mayor es la virtud, porque más alta es la posición de ese dato dentro de la muestra.

Estos son los datos de Zion en las siguientes situaciones de juego:

  • Transición
  • Corte
  • Tiro tras recepción
  • Rebotes ofensivos
  • Poste bajo
  • Aclarado
  • Pick&roll como manejador de balón
  • Después de bloqueo
  • Tras pase a la mano
  • Pick&roll como hombre que pone la pantalla

En la columna ‘Rank’ se aprecia el percentil que, como se aprecia, solo baja del 85% en un apartado (tiro tras recepción). En todo lo demás su rendimiento en NCAA está siendo tremendamente dominante.

Es obvio que en situaciones de transición o con espacios brilla más, por lo que proyecta su físico… pero su rendimiento en múltiples acciones de media pista reflejan la barbaridad de impacto que está teniendo.