Nombre: Temetrius Jamel (‘Ja’)
Apellido: Morant
Fecha de nacimiento: 10/08/1999
Posición: Base
Altura: 6’3 (1’90)
Peso: 175 lbs (79 kgs)
Estadísticas 2018-19: 24.5 puntos, 10 asistencias, 5.7 rebotes.

Puntos Fuertes

Ja Morant es un base con muy buen manejo del balón y que cuenta con una buena cantidad de movimientos en su repertorio. Llegará a la liga siendo ya uno de los mejores dribladores. Su otro gran punto fuerte es su explosividad. Sin llegar a ser de momento de élite en la NBA, si juntamos su manejo de balón a su buen primer paso Ja Morant se convierte ya en un problema para los defensores rivales. También es un buen pasador, con lo cual puede ser considerado un playmaker para la NBA. Pasó de un 30.7% en triples a un 36.3% de su primer año universitario al segundo, dando esperanzas para su lanzamiento de larga distancia en el siguiente nivel.

El selecto grupo con Wade y Shaq al que ha entrado Ja Morant en su debut en el March Madness

Puntos débiles

A pesar de que es un buen pasador, Morant peca de ser bastante propenso a cometer pérdidas. Aunque tiene buena explosividad no es de élite, y su perfil físico es considerado aún flojo para la NBA por fuerza física, a falta de que vaya ganando kilos y músculo en el futuro. Esto le convierte en vulnerable contra bases más fuertes, especialmente en defensa, un apartado en el que su futuro pasa por ser un defensor decente como mucho, aunque algunos scouts le vean un potencial mayor. Por ahora le podemos considerar un mal defensor. A pesar de sus mejoras en el triple sus progresos han venido en lanzamiento en estático y no es un buen lanzador tras bote. En la NBA puede tener más problemas también finalizando cerca del aro. Es muy explosivo saltando a dos pies, pero en el ritmo de juego NBA su falta de fuerza y de envergadura le penalizará en contactos cerca del aro con respecto a la facilidad que tenía en la NCAA.

Comentario

Con todos sus puntos fuertes y débiles mencionados, puede que lo más destacable de Ja Morant sea su mentalidad de killer. Su instinto. Tiene “eso” que te lleva a pensar que va a tener éxito. Porque a pesar de que Morant no es ni mucho menos un valor tan seguro como Zion Williamson, y a pesar de tener muchos puntos débiles que mejorar, no podemos olvidar que estamos hablando de un base que va a cumplir 20 años y es atlético, capaz de crear lanzamientos, coordinado, talentoso con el balón y que ha mejorado ya en varias facetas en sus dos años universitarios. Allí donde acabe tendrán que ser pacientes con él, y si es en una franquicia en reconstrucción como Memphis lo serán, pero los resultados a medio y largo plazo pueden ser muy buenos.