Xavi López, entrenador asistente de la Universidad de Oregón, pasó por los micrófonos de Hoops para charlar sobre su experiencia como técnico en la NCAA, contar anécdotas sobre los cuatro años de Sabrina Ionescu en el equipo y hablar de la importancia de Maite Cazorla en la expansión del programa universitario de Eugene. El que fuera jugador ACB en su día está viviendo una nueva etapa profesional al otro lado del charco e incluso ganó junto a Oregón a la todopoderosa selección estadounidense en un día histórico.

«Ionescu se ponía entrenamientos a las 6-7 de la mañana todos los días. Después, entrenaba con el equipo y por las noches volvía ella sola. Cogía a algún manager, algún estudiante que tenemos en el cuerpo técnico, para que fuera a rebotearle cuando quería ir a tirar. Cuando estábamos de viaje con el equipo, para jugar un partido fuera de casa, el día anterior del partido entrenamos en la ciudad en la que jugamos. Pues a las 22:00 de la noche nos decía que tenía que ir a tirar… Por ahí por donde íbamos a jugar, intentábamos tener algún contacto con alguna High School por si Sabrina quería ir a tirar. Le decíamos que no… pero no siempre lo conseguíamos (risas)”

«Cuando llegamos promediamos mil y poco espectadores. Poco a poco fueron construyendo un equipo potente, entre las cuales Maite Cazorla fue parte importante. Fue nuestra base titular durante 4 años. Fueron rompiendo poco a poco barreras. Luego conseguimos fichar a Ionescu, Satou y Ruthy»