El afán de buscar a la próxima estrella nos lleva ya a pensar en aquellos jugadores que entran ahora en su etapa universitaria, y que son candidatos a dar el salto a las mejores ligas y a intentar dominar el mundo del baloncesto a partir de 2021. Unos están en la NCAA, otros creciendo en ligas de otros países, y otros han decidido aprovechar el nuevo camino abierto por la liga de desarrollo.

Algún nombre ya os sonará, otros quizás no. Este es el primero de dos artículos en los que conoceréis a los jugadores más prometedores que podrían dar el salto a la liga profesional estadounidense en 2021.

1. Cade Cunningham

Puesto: Base
Altura: 6’6
Peso: 215 lbs
Jugará en: Oklahoma State (NCAA)

Cade Cunningham es un base de dos metros de altura, así que casi podríamos definirlo mejor como un point forward. Tiene pinta de que será capaz de ocupar cualquier posición exterior a nivel profesional. «Cade es un alero versátil que puede jugar de tres y de cuatro. Es un alero natural que tiene una habilidad distinguida para anotar. Su dureza y capacidad atlética le permitirán jugar hasta de cuatro abierto si es necesario,» dicen sobre él en ESPN.

«Cade Cunningham tuvo una temporada senior tremenda, liderando a Montverde a un récord sin derrotas,» escriben en 247sports«Cunningham es un base grande y fuerte, con buena velocidad y nivel atlético. Lo que le diferencia del resto es su lectura de juego, su visión y su inteligencia. Lee bien el juego, es un pasador de élite y toma constantemente las decisiones correctas. Cunningham es un buen finalizador en el aro gracias a su tamaño, fuerza y toque. Defensivamente hay potencial, se mueve bien lateralmente, tiene un buen motor y puede defender en tres posiciones. El siguiente paso en su desarrollo es mejorar su lanzamiento de media y larga distancia. Hay mucho potencial gracias a su combinación de armas físicas, habilidades y entendimiento del juego.» 

El ‘hype’ se dispara con Cade Cunningham. ¿El mejor base de instituto desde 2003? ¿Quién es?

2. Jalen Green

Puesto: Guard
Altura: 6’5
Peso: 170 lbs
Jugará en: Programa de desarrollo de la G-League

Jalen Green es un guard que puede jugar tanto de uno como de dos, con unas características atléticas que le colocan muy por encima de la media y que hacen que sea el prospect nº1 de su clase para ESPN. No solo es explosivo en el salto y en su primer paso, también tiene un excelente control de su cuerpo. Una amenaza en ataque en cualquier aspecto: capaz de llegar cerca del aro, buen manejo del balón y lanzamiento exterior con rango. Su defensa no ha sido aún probada a un alto nivel, pero su velocidad lateral da buena impresión. Decidió saltarse la NCAA e ingresar en un programa especial de desarrollo de la G-League en el que comenzará a percibir un salario como parte de la liga.

Duro golpe para la NCAA: Jalen Green, candidato al 1 del Draft de 2021, se salta la universidad.

3. Jonathan Kuminga

Puesto: Alero
Altura: 6’8
Peso: 205 lbs
Jugará en: Programa de desarrollo de la G-League

Os venimos hablando de él desde hace tiempo ya. Uno de los jugadores más prometedores de instituto de Estados Unidos se llama Jonathan Kuminga y es congoleño. Por ahora el potencial de Kuminga está basado en su excelente físico, y tendrá que desarrollar el resto de habilidades en consonancia para confirmar su estatus de estrella del futuro.

«Es un chico muy versátil, en el sentido de que puede jugar en el perímetro, porque tiene las habilidades necesarias para hacerlo, pero también es muy efectivo como cuatro abierto, porque es muy complicado de defender para los ala-pívots rivales», escribe sobre él Evan Daniels, scout de 247Sports. «Puede defender en ambos puestos. Es un atleta tremendo. Sus habilidades han continuado evolucionando, así como su mecánica de lanzamiento. Está progresando en todos los sentidos, y hay mucho potencial aún en él». 

Como Jalen Green, decidió firmar un contrato profesional para formar parte del programa de la liga de desarrollo.

Jonathan Kuminga toma el camino de la liga de desarrollo y se presentará al Draft de 2021

4. Evan Mobley

Puesto: Pívot
Altura: 6’11
Peso: 205 lbs
Jugará en: USC Trojans (NCAA)

Evan Mobley es largo, atlético, y con un cuerpo que parece hecho a medida para ser un hombre alto en el baloncesto moderno. Finaliza con clase cerca de la canasta, es móvil, rápido y su rango de anotación llega hasta la media distancia, algo en lo que está trabajando para poder ampliarlo. Reboteador y defensor tenaz, la duda para él en el siguiente paso llegará en ver si es capaz de demostrar que es un pívot hecho para el baloncesto moderno. En el pasado habría sido un firme candidato al número 1 del draft gracias a su juego en el poste, pero esa época ya pasó.

5. Ziaire Williams

Puesto: Alero
Altura: 6’7
Peso: 175 lbs
Jugará en: Stanford (NCAA)

El compañero de Bronny James y Zaire Wade en Sierra Canyon cierra un ciclo de instituto brillante comprometiéndose con la Universidad de Stanford. Un alero que mide 2’03, muy atlético y con una mecánica de lanzamiento muy depurada. Es considerado uno de los mejores jugadores de su edad de Estados Unidos. Es el número 5 de ESPN en su clase y tuvo ofertas de North Carolina, Duke o Arizona, entre otros. Muy mal tiene que evolucionar para no terminar siendo un top 10 del Draft en 2021.