Hemos escrito mucho sobre Zion Williamson, el alero de Duke que apunta al número 1 del próximo draft. Casi siempre sobre sus monstruosos mates y sobre su capacidad para despegar y reventar el aro.

El último partido de Duke, una victoria frente a Notre Dame, nos dejó esta acción espectacular. Una demostración de agilidad a la hora de mover sus más de 120 kilos en defensa para obstaculizar y frenar al rival:

En ese encuentro Williamson acabó con 26 puntos, 9 rebotes, 4 asistencias y 4 tapones, unos números un poco por encima de sus medias de la temporada (22 puntos, 9 rebotes, 2 asistencias y 2 tapones).

¿Qué hace tan especial su defensa? Sobre todo su intensidad y su capacidad para moverse lateralmente, muy por encima de lo que se espera en un jugador de su volumen y su peso. Unas condiciones espectaculares que le permiten defender prácticamente cualquier posición rival en la pista.

Más vídeos de Zion Williamson en defensa: