Ya está aquí la locura de Marzo. Esta semana comienza el NCAA Tournament, un escenario en el que podremos ver a unos cuantos jugadores que aspiran a brillar más adelante en la NBA luchando por llevar a sus universidades al título. Hay un nombre que todos conocemos a estas alturas: Zion Williamson. Pero hay otros muchos jugadores que merece la pena seguir de cerca. Aquí os destacamos a algunos de ellos.

Ja Morant (Murray State). Si exceptuásemos a Zion Williamson, podríamos considerar que Ja Morant ha sido la sensación de la temporada en la NCAA. Después de dejar algunos detalles de su potencial en la temporada pasada, Morant ha explotado en su año sophomore, promediando 24.6 puntos y 10 asistencias por encuentro. Pero lo que más llama la atención a simple vista es su perfil físico y su explosividad.

RJ Barrett (Duke). A la sombra de Zion en Duke se encuentra el último gran proyecto del baloncesto canadiense. Antes de la irrupción de Williamson, Barrett era el favorito para muchos de cara a ser el número 1 del próximo Draft. Se le compara con Andrew Wiggins (el Wiggins universitario, con todo su hype, no el decepcionante de las últimas temporadas en Minnesota).

No solo de Zion vive Duke: su otra gran promesa consigue el 4º triple doble en la historia de la universidad

Rui Hachimura (Gonzaga). No es el mejor anotador de su equipo (ese honor corresponde a Brandon Clarke, otro jugador a seguir en estos días), pero el japonés Rui Hachimura se ha convertido en uno de los proyectos más interesantes de cara a su salto a la NBA. Así nos lo definía Jorge Sanz (asistente en Gonzaga) hace unos meses.

“Rui es casi tan buen jugador como persona. Es un chico muy humilde y respetuoso, con su tiempo y el de otros. Tremendamente disciplinado y muy trabajador. Es un 2,05m de 108kg versátil y polivalente, un tipo de jugador muy actual. Tiene una envergadura de 2,13m y unas manos enormes. Técnicamente considerado un cuatro, puede jugar con bote desde línea de 3 o de espaldas al aro y finalizar con contacto. Es una pesadilla para el rival en cuanto a emparejamientos, porque sólo cincos con muchos kilos pueden jugarle dentro, pero Rui es más rápido y explosivo que todos ellos jugando de cara. Su tiro de media distancia es de alta efectividad y cada vez esta metiendo más de tres… fundamentalmente, porque cada vez esta tirando más de tres. Tiene rango NBA de tres, pero todavía no se lo “cree”.”

 

Markus Howard (Marquette). Todo un favorito de la afición. Howard es un base demasiado bajo como para que los scouts NBA no pongan siempre por delante su estatura, pero tratará de demostrar en este NCAA Tournament podrá sobrevivir como profesional gracias al resto de sus cualidades y a su liderazgo.

Per Game Table
Season School G GS FG% 3P% FT% TRB AST STL TOV PF PTS
2018-19 Marquette 33 33 .424 .408 .892 4.0 4.0 1.1 4.0 2.1 25.0
Career Marquette 98 91 .455 .436 .904 3.2 3.0 1.0 2.8 2.4 19.7
Provided by CBB at Sports Reference: View Original Table
Generated 3/17/2019.

 

De’Andre Hunter (Virginia). La Universidad de Virginia solo ha tenido a dos jugadores que hayan sido elegidos en primera ronda del Draft en los últimos 20 años: Justin Anderson (21, 2015) y Courtney Alexander (13, 2000). El sistema de Tony Bennett no está destinado a crear grandes individualidades, dejando a un lado desarrollo ofensivo para centrarse por completo en la defensa, pero Hunter podría convertirse en la excepción a esa norma.

Nassir Little (North Carolina). Pese a ser considerado un jugador de primera ronda, Little ha perdido en la NCAA algo del fuelle mediático con el que llegó desde el instituto. El que fuese considerado número 2 de la nación en el instituto por Rivals, número 3 por Scout y número 6 por ESPN tratará de liderar a los Tar Heels al título y mejorar su stock de cara al Draft por el camino.

 

Jordan Nwora (Louisville). El alero nigeriano de Louisville es considerado un comodín. De hecho, el eterno analista y comentarista de NCAA Dick Vitale le considera “el jugador más completo en el baloncesto universitario”. El sophomore ha promediado 17.2 puntos y 7.5 rebotes por partido.

Admiral Schofield (Tennessee). Lo reconozco: en buena parte he elegido a Schofield porque me fascina el hecho de que se llame “Almirante” Schofield. Pero también porque físicamente es lo que podríamos definir como un toro. Es difícil proyectar como puede ser su futuro en la NBA (demasiado bajo y con demasiado peso general para sus características o para su posición), pero es un jugador muy divertido de ver en el baloncesto universitario.