imagen.phpNació en 1995, mide 2.10 m. y nació en Marbella. Rubén Guerrero puede ser una de las grandes joyas escondidas del baloncesto español. Se formó en la cantera del Unicaja y ahora está en Estados Unidos. Juega en Sunrise Christian Academy, el mismo Prep School donde Sebais Saiz preparó su salto a la NCAA. Y él busca el mismo objetivo.

Ha ganado 10 kilos desde que llegó hace seis meses a Estados Unidos

Solobasket.com se hizo eco esta semana de las novedades que llegan sobre el futuro de Guerrero. Este ala-pívot empieza a tener ofertas de universidades para la próxima temporada y los Hoosiers de Indiana son uno de los equipos que quieren contar con él. No son los únicos. 247sports.com también señala a Gonzaga, donde podría coincidir con Domantas Sabonis. Todo después de un año en el que empezó dubitativo y poco a poco ha ido ganando minutos y relevancia en su equipo.

Desde que llegó a Estados Unidos ha ganado 10 kilos en seis meses. Su entrenador en Sunrise Christian, Kyle Lindsted, reconoce que varias universidades importantes se fijaron en él cuando llegó a Estados Unidos, pero que ese interés bajó hasta que ahora se ha vuelto a disparar, después de brillar en un partido que transmitió ESPN. “Ahora están como locos por él. Jugó muy bien en un torneo con mucha exposición y hay interés de universidades de todo tipo, de nivel medio y de élite. Vamos a esperar a que se aclare todo un poco y empezaremos a visitar algunas”, señala Lindsted.

“Es un ala-pívot al que le gusta jugar de cara al aro” Kyle Lindsted, entrenador de Rubén Guerrero

¿Cómo juega Rubén Guerrero? Según señala su técnico a IndyStar.com, es “un tipo atlético y muy inteligente que tiene que mejorar en ataque”. “Es un ala-pívot al que le gusta jugar de cara al aro. Tiene que ser mucho más fuerte”.

1 Comentario

Comments are closed.