Nombre: Zion
Apellido: Williamson
Fecha de nacimiento: 06/07/2000
Posición: alero, interior
Altura: 6’7 (2,01)
Peso: 285 lbs (129 kg)
Estadísticas 2018-19: 22.6 puntos, 8.9 rebotes, 2.1 asistencias.

Puntos fuertes

Solo hace falta ver alguna foto o vídeo suyo para darse cuenta de que Zion Williamson tiene un perfil físico que hemos visto muy pocas veces en la NBA, a lo Larry Johnson o Shawn Kemp, con la habilidad de atacar bloqueos con el balón o de convertirse él en el bloqueador. Si tuviéramos que resumir su juego en dos palabras perfectamente podrían ser “polivalencia explosiva”. Por una parte puede ocupar varias posiciones en la pista tanto en ataque, ya sea como generador exterior o como interior, como en defensa, donde tiene el potencial de defender en las cinco posiciones. Pero es su explosividad lo que más llama la atención, con una fuerza bruta casi sin precedentes, canalizada además con una buena lectura del pase y siendo una potencia también en el rebote.

Puntos débiles

La primera duda que nos surge con Zion está en su lanzamiento, porque es la llave que puede convertirle en el jugador total. Por el momento su mecánica está por pulir, aunque su 33.8% de acierto en triples en Duke en 2.2 intentos por partido puede verse de forma positiva para pensar que puede ser un lanzador respetable en el futuro. A largo plazo podemos plantearnos también si es sostenible para Williamson jugar con un estilo tan explosivo pesando lo que pesa actualmente (según las cifras oficiales, solo Boban Marjanovic pesa más que él ahora mismo en la NBA). Uno de los elementos que hacen tan divertido ver jugar a Zion es esa combinación de talento y explosividad en ese cuerpo tan “bruto”, pero ese estilo de juego, con ese peso, puede una carga a medio y largo plazo especialmente en zonas como las rodillas, los tobillos o la espalda.

Comentario

Podemos decir sin miedo a equivocarnos que Zion Williamson es el jugador que llega a la NBA con más hype y expectativas desde LeBron James. Ya en el instituto era una estrella de los highlights, y su dominante campaña en los Duke Blue Devils ha multiplicado su valor hasta convertirse en el número 1 indiscutible del Draft con varios cuerpos de ventaja con respecto al resto. Quizás pertenecer a una clase de Draft floja también haya tenido algún efecto, en el sentido de que sus cualidades han llamado mucho más la atención en comparación con el resto, pero no nos equivoquemos: rara vez se ve llegar a un Zion Williamson a la NBA. Y seguir sus evoluciones en los próximos años va a ser fascinante.