Está siendo la gran sensación del arranque de temporada en la NCAA. Zion Williamson, jugador de primer año en Duke, es algo único. Un caso inaudito, que no habíamos visto hasta ahora. Una mezcla de potencia, velocidad e intensidad a la que es difícil encontrar precedentes en el baloncesto de élite.

En su estreno está deslumbrando en la NCAA. Por eso, ESPN publicó hace unas semanas, antes de su debut un reportaje dedicado a Williamson y sus 130 kilos en el programa Sports Center, en el que se analiza desde un punto de vista científico lo que ocurre en la cancha.

Y no solo ha sido la ESPN la que ha analizado el impacto del físico de Zion. El Wall Street Journal encargó un estudio a una universidad sobre la fuerza del jugador comparada con el impacto de un vehículo. El resultado fue que recibir una carga de este jugador equivale a un choque frontal contra un jeep a una velocidad de 15 kilómetros por hora. ¿Alguien se atreve a intentar pararlo?

Foto: Sportingnews