Dirk Nowitzki

Año 1998. Un joven jugador alemán llamado Dirk Nowitzki participa en el prestigioso evento ‘Nike Hoops Summit‘, junto a algunos de los grandes talentos del baloncesto y que aspiran a ser estrellas en el futuro. En aquel momento el nativo de Wurzburgo era básicamente un desconocido a nivel mundial, aunque no eran pocos los ojeadores europeos que ya le habían echado el ojo.

¿Un concurso de triples con Vince Carter, Kevin Garnett, Ron Mercer y Louis Bullock? Imagina lo que pasó…

El alemán deja atónitos a los allí presentes, entre ellos una buena cuota de ojeadores, con una exhibición que le llevaría a ser una de las grandes incógnitas del Draft de 1998.

Nowitzki anotó 33 puntos y capturó 14 rebotes, resultando imparable y dejando la primera muestra de lo que iba a ser capaz de hacer cuando llegase a competir en Estados Unidos.

Su mentor, Holger Geschwindner, le dio un consejo a su pupilo justo antes del partido. “Intenta machacar en la primera jugada”. Había visto entrenar a los chicos estadounidenses y le habían parecido arrogantes, como si fuesen ya estrellas de la NBA. “Esta es la mentalidad que tienen. Van a intentar asustarte en la primera jugada. Y si te asustas estás acabado”. Dirk hizo un amago de tiro de tres en cuanto recibió el balón. El defensor se comió la finta, Nowitzki botó hacia canasta y se elevó para machacar. A punto estuvo de lograrlo, pero una falta lo evitó en el último momento.

El resto es historia. Pero así fueron sus primeros pasos:

Te puede interesar

Paul Pierce es una leyenda de su franquicia y uno de los jugadores más importantes de su generación… pero no es conocido por ser un gran matador. De entre todos sus talentos, el salto vertical no era uno de ellos. Es posible que Pierce termine entrando en el Hall of Fame del baloncesto, pero no lo hará en el de matadores.

Sin piedad: así machacó Vince Carter a Paul Pierce en un concurso de mates en el instituto