Una nueva Liga Femenina Endesa se divisa en el horizonte. La novedad se mezcla con proyectos ya asentados y diversos equipos continúan con su escalada hacia lo más alto mientras otros ya son conscientes de que volverán a pelear por mantenerse un año más en la competición. A su vez, una tendencia se ha confirmado tras varios años de pequeñas pistas: las jugadoras españolas del más alto nivel están volviendo. Y Cristina Ouviña, Laura Nicholls y Anna Cruz han sido las últimas en aterrizar. Pero, ¿en qué momento de sus trayectorias regresan a España?

  • Cristina Ouviña (1990). La zaragozana regresa 8 años después en uno de los mejores momentos de su trayectoria. Tras salir siendo bien joven al extranjero, los años en la distancia le han servido para madurar su juego, instalarse en la Euroliga y ser considerada una de las mejores bases de la competición. Por esta razón, su fichaje por Valencia Basket es una prueba más de la altura de miras que tiene el proyecto taronja. Ouviña ha promediado esta campaña en Euroliga 8.3 puntos, 5.7 rebotes y 5.4 asistencias, números que reflejan la madurez ya comentada. Antes del parón, Praha se había presentado como el segundo mejor equipo de la competición y estaba listo para disputar los cuartos de final ante Familia Schio. Veremos si la electricidad, visión y momento dulce de la exterior española continúan en el equipo de Rubén Burgos.

Entrevista con Cristina Ouviña: «Cada vez que veía uno de los fichajes que anunciaba Valencia Basket me salía un ‘ostras’»

  • Laura Nicholls (1989). Jugadora de rotación (17-18 min) en el Fenerbahçe de Víctor Lapeña y, meses después, bandera del nuevo proyecto de Casademont Zaragoza en la Liga Femenina Endesa. El juego de Nicholls siempre fue más allá de los números y es por eso que, sean buenos o malos, hay que mirar más allá. Su papel en el Fenerbahçe se entiende si miramos la estructura del conjunto turco. Este año la cántabra no ha tenido excesivos tiros, tampoco ha capturado muchos rebotes y sus números son más bien discretos. Pero, contextualizando todo, una conclusión es evidente: tampoco era lo más necesario para el equipo. Fenerbahçe ha contado este año con dos pilares exteriores que han acumulado un gran volumen de tiros y balón: Alina Iagupova y Cecilia Zandalasini. Una dupla a la que se le sumaba Elizabeth Williams como referencia en el juego interior. Por esta razón, el papel que pueda llegar a tener en Casademont será totalmente diferente al visto esta última campaña en Estambul, una en la que con Nicholls en pista en Euroliga, el equipo de Lapeña ha sumado un +80 de parcial.

Casademont pisa fuerte en el mercado: Laura Nicholls jugará en Zaragoza

  • Anna Cruz (1986). La jugadora que más ha sufrido por culpa de las lesiones esta última temporada. El caso de Anna es bien distinto al de Nicholls y Ouviña. Cruz tuvo que dejar el Fenerbahçe en el ecuador de la campaña debido a su lesión en la rodilla y posterior operación, misma causa por la que tampoco participó en la clasificación para los Juegos Olímpicos de Tokio. A la exterior catalana el cuerpo le pedía volver a España y qué mejor que un proyecto como Araski, familiar y estable, para asentarse de nuevo en la competición nacional. Al estar rodeada de jugadoras como Asurmendi, Tania Pérez, Laura Quevedo o Tamara Abalde y de un grupo compacto, el contexto para su regreso tanto a las canchas como a la Liga Femenina Endesa parece el idóneo, pero deberemos esperar al menos tres meses más para poder comprobarlo.

¡Vuelve! Anna Cruz jugará en el Kutxabank Araski la próxima campaña

Estos regresos se suman a los de Queralt Casas, Laia Palau o Marta Xargay, unos movimientos que han dado un giro de 180º al panorama de la Selección Española. Si antes el deseo generalizado era la vuelta de sus integrantes, ahora este ha pasado a ser el poder mantenerlas lo máximo posible en la estructura de la Liga Femenina Endesa. Veremos qué futuro les espera a Alba Torrens o María Conde, ya confirmadas en Ekaterinburg y Praha, además de Leo Rodríguez, que no continuará en Familia Schio y se encuentra libre en el mercado.