Su padre es una leyenda del baloncesto.

Cinco veces campeón de la NBA, además de uno de los mejores defendores y reboteadores de la historia. Un prodigio que forma parte del Salón de la Fama y que además se ganó otra cuota de reconocimiento por su peculiar aspecto y carácter. Dennis Rodman es un imprescindible de este juego.

Pero su hijo también juega. Está aún en el instituto pero a Dennis ‘DJ’ Rodman, el hijo de la leyenda de Pistons y Bulls, se le ven maneras…