El primer jugador español en anunciar este verano su marcha a Chicago no fue ni Pau Gasol ni Nikola Mirotic. No ha jugado en la Liga Endesa ni tan siquiera en las ligas Adecco (Oro/Plata), si no que desde la liga EBA cruzará el Atlántico para continuar con su formación deportiva y académica en Estados Unidos, David Ramón es uno de los muchos jóvenes nacionales que deciden dar un cambio radical a su vida y a su día a día y deciden marcharse a estudiar al extranjero. La próxima temporada jugará en University of Illinois at Chicago (UIC) y alternará el baloncesto mientras estudia ingeniería eléctrica.

Repasamos su trayectoria: David empezó a jugar en el Salesianos de Atocha, equipo con el que deslumbró por la Comunidad de Madrid llegando a despertar incluso el interés de los dos clubes grandes de la ciudad. Tras acabar su etapa como infantil decidió abandonar el Virgen de Atocha para fichar por el Real Madrid, equipo con el que sólo anduvo durante una temporada, y es que se cambió de acera: en su segundo año como cadete fichaba por el Club Estudiantes. Con los colegiales estuvo apenas dos años, ya que para su último año en la categoría junior decidió salir de casa destino Las Palmas de Gran Canaria para unirse el increíble proyecto de la Canarias Basketball Academy. Esta pasada temporada, de nuevo por la Comunidad de Madrid, ha disfrutado en el Real Canoe de liga EBA: jugó 28 partidos (una media de 11:45 minutos por encuentro) y promedió 3’6 puntos (43’6% en tiros de campo), 2 rebotes, 0’1 asistencias y 2’3 de valoración por partido.

Se marcha hacía el país norteamericano para poder compaginar mejor el baloncesto con los estudios, al igual que el 90% de los jugadores europeos que van hacía allí. Estará en la misma ciudad que Pau Gasol y el ex-madridista Nikola Mirotic, él lo tiene claro: «Este año iré a verles jugar, sin duda».

KIA en Zona ha podido contactar con David Ramón, quien nos cuenta cómo afronta esta nueva etapa en su vida. «La verdad es que la afronto con muchísima ilusión es algo que deseaba desde pequeñito y que me ha costado mucho conseguirlo (mas de dos años detrás de ello). Es una oportunidad increible y me siento muy afortunado de poder disfrutarla, así que mis intenciones son claras aprovecharlo al máximo y trabajar muy duro tanto en la pista como en clase«, nos confiesa. David viajará próximamente hacía Chicago para empezar esta nueva etapa en su vida. Una etapa dura y es que atrás deja a sus familiares y amigos, a los que dejará de ver con frecuencia hasta (previsiblemente) acabar la carrera.

Como en otros casos de jugadores españoles ha sido la empresa AGM la que ha hecho posible la marcha del jugador madrileño a Estados Unidos, el propio jugador así nos lo cuenta. Hubo charlas y David está completamente decidido a dar este paso. «Es una experiencia que te cambia la vida y marca la persona que vas a ser en el futuro no solo por la oportunidad académica y deportiva sino por la situación personal a la que te ves sometido. Algo que te hace madurar, crecer y mejorar como persona», indica.

Su entrenador en Illinois también habló para la página de la Universidad sobre su fichaje, y es que de él espera que sea un jugador importante para la Universidad. «Es un alero muy versátil que puede alternar la posición de ‘3’ con la de ala-pívot. Es hábil y rápido, confía en su tiro y obtiene buenos porcentajes desde la línea de tres puntos. De él sobre todo hay que destacar la intensidad con la que juega, es un «guerrero», un jugador duro. No destaca por el físico pero técnicamente estamos delante de un jugador superdotado que puede hacer daño en el poste bajo, además, puede finalizar con las dos manos indistintamente».

¿Te ha gustado esta historia? Compártela con tus amigos!