Ahora mismo el futuro de muchas competiciones de cara a la próxima temporada se encuentra en el aire debido a la amenaza del coronavirus. La imposibilidad de saber qué situación nos encontraremos en otoño levanta dudas sobre la viabilidad de que se disputen, y algunas corren el riesgo de llegar a ser canceladas, como por ejemplo la liga de desarrollo de Estados Unidos.

Por ahora tan solo son rumores y especulaciones, así que hay que coger todo con pinzas. Pero hay equipos en Europa que empiezan a barajar la posibilidad de que no se juegue la liga de desarrollo… con las consecuencias que ello tendría para el mercado.

Un caso es, por ejemplo, el del Estrella Roja de Belgrado, cuyo entrenador Sasa Obradovic reconocía que la posible cancelación de esa liga era un factor a tener en cuenta.

“Seguimos monitorizando la evolución del mercado,” explicaba el entrenador. “Hay muchas incógnitas debido a los cambios en el calendario en Estados Unidos. Ahora la pregunta es si se jugará la Liga de Desarrollo, porque eso significaría que una gran cantidad de jugadores llegarían en masa a Europa, y serían más fáciles de contratar.”

Pero ¿quién se beneficiaría realmente en Europa de esa posible cancelación? No los grandes clubes, ciertamente. Hay jugadores muy interesantes en la competición, pero no de primera línea de Euroliga. Probablemente los mayores beneficiados serían equipos de segunda y tercera línea, que tendrían disponibles jugadores de nivel medio a precio reducido debido a la competencia entre ellos. Porque ese sería otro factor: quedarían tantos jugadores libres y ofreciéndose a Europa y China que seguramente habría una saturación.

De momento las probabilidades de que se produzca la cancelación de la liga de desarrollo no parecen altas, pero hasta que no se vaya acercando el momento de comenzar la próxima temporada no se sabrá con seguridad. Y ya hay equipos como el Estrella Roja que siguen muy de cerca la situación.