Seguro que muchos aficionados recuerdan el nombre de Maciej Lampe. El pívot polaco pasó por el Real Madrid y la Complutense antes de dar el salto a la NBA y volver a Europa. Ahora, con 33 años, está firmando en China los mejores números de toda su carrera.

Este fin de semana Maciej Lampe se fue hasta los 35 puntos y 20 rebotes en la CBA china en un duelo ante Luis Scola y Fredette. Es su tercera temporada allí y este verano fichó por los Jilin Tigers, con los que actualmente tiene un balance de 2 victorias y 2 derrotas. Cuatro jornadas en las que Maciej Lampe ha mostrado un nivel altísimo.

En estos primeros 4 partidos de la temporada, Maciej Lampe promedia 30,5 puntos y 14,8 rebotes (el tercero que más en la liga china). Juega 34 minutos por partido, en los que sus medias de tiro están en 10,5 de 17,5 tiros de dos por partido (60% de acierto) y 2,8 triples por choque de los 5,8 que lanza. Unos números extraordinarios que, a día de hoy, son los mejores de su carrera.

El año pasado, en los Qindgdao, Lampe acabó la temporada promediando 24,3 puntos y 13,8 rebotes, mejorando sus promedios del año anterior en Shenzen (23,5 puntos y 12,9 rebotes). Drafteado en 2003, Maciej Lampe no cuajó en la NBA (solo jugó 64 partidos en tres temporadas) y regresó a Europa. Khimki, Maccabi, Baskonia, Barça y Besiktas antes de iniciar su aventura en China, donde cumple su tercera temporada.

Hace dos campañas Lampe protagonizó un feo incidente en los playoffs, cuando se enganchó con su propio compañero Jeremy Pargo: