«Los cuatro kilómetros más largos de mi vida como persona», esas eran las palabras del entrenador español Arturo Álvarez tras pasar uno de los peores momentos en su estancia en Brasil como técnico del Uberlandia. El asturiano, que hace unos meses ganó el Campeonato Minero, se enfrentó hace unos días a un asalto en el autobús que viajaba con su equipo a Fortaleza para disputar un partido contra el Basquete Cearense..

La Agencia EFE habló con él  y así explicaba el español el trágico momento vivido: «el conductor detuvo el autobús en el arcén de la vía después de que los asaltantes les impidiesen el paso cruzando en su camino una furgoneta desde la cual habían efectuado un disparo previo contra el lateral del vehículo. Cinco hombres con pistolas entraron en el autobús. Dijeron eso de ‘esto es un atraco’ e hicieron un agujero en medio del techo del autobús con un disparo. Mientras, uno apuntaba a la cabeza del conductor y le dijo que siguiese a su furgoneta. Nos dejaron limpios. Nos robaron las carteras, los teléfonos… Pero por lo menos estamos vivos, que es lo importante». 

Después de media hora y «con miedo» por no saber si los ladrones se habían ido definitivamente o no, los jugadores rompieron una ventana y caminaron otra media hora hasta la carretera para pedir ayuda: «Tardamos una hora y media en conseguir parar un vehículo, un coche de una empresa de seguridad privada. Nos dejó un teléfono para llamar a la policía y ésta tardó otra hora y media en llegar», aseguró el entrenador, que dijo que este es el «primer percance» de este tipo que tiene desde que llegó al país hace dos años, según palabras recogidas de nuevo en EFE.

Y lo importante es que puede contarlo y así lo ha hecho saber a sus amigos a través de Facebook:

«Todos estamos bien y con salud que es lo importante. Quiero agradeceros a todos vuestros ánimos y apoyo continuo tras conocer la noticia. Todo lo material que nos han robado, no importa en estos momentos, ahora es cuando desde el equipo damos gracias por seguir un día más trabajando en lo que nos gusta. Hasta volver a recuperar todo lo perdido, teléfono, ordenador, cartera, pasaporte..etc, estaré unos días más que ocupado, os ruego me disculpéis. DE VERDAD, GRACIAS A TODOS POR VUESTRAS MUESTRAS DE PREOCUPACIÓN Y CARIÑO».

Imágenes de lo sucedido en un medio brasileño: