Bilbao y Laboral Kutxa nos dejaron una de las peores imágenes de la temporada pero no la única del fin de semana.

Liga del Líbano, se enfrentan Al Riyadi y Sagesse, dos de los equipos más potentes de Oriente Medio.  Todo sucede cuando faltan solo 48.2 segundos para que el partido termine. 109-98 es el marcador y Terrell Stoglin y Ali Mahmoud entran en una pelea que termina en una auténtica batalla.

El partido continuó, sin aficionados, pero siguió. Esperamos no volver a escribir sobre situaciones así:

Fuente: Gigantes

Foto: AraBasket