El palmarés de los Eurobaskets está repleto de grandes selecciones… y de grandes dominios en el tiempo. De las 40 ediciones disputadas, la Unión Soviética ha ganado en 14 de ellas, 8 para Yugoslavia, 3 para España y Lituania y 2 para Italia y Grecia. La lista de ganadores se estira hasta los 14 y entre los mismos aparece un nombre de lo más curioso: Egipto.

¿Cómo terminó un país africano ganando el título europeo? Sucedió en 1949. No era la primera vez que Egipto participaba en un Eurobasket ya que debutó en los mismos en 1937 y logró el bronce en el 47.

El Eurobasket de 1949 debía ser organizado por el último ganador, en este caso la Unión Soviética que se estrenó en el 47 logrando el oro. Sin embargo, las tensiones entre la URSS y Estados Unidos por la guerra fría hicieron que los soviéticos declinasen esta invitación y se retirasen del campeonato. La responsabilidad recaía entonces en el subcampeón, Checoslovaquia, que al haber organizado el torneo anterior tampoco podía hacerse cargo de la organización. El Cairo, Egipto, terminaría siendo la sede.

Las dificultades para el traslado de las selecciones terminarían haciendo que solo Francia, Turquía, Grecia y Holanda pudiesen participar en el torneo de entre las naciones europeas. Italia, que también tenía predisposición para ello, decidió no viajar tras el accidente de avión de un equipo italiano por esas fechas. Además de Egipto, la organización decidió invitar a Líbano y Siria para que completasen el elenco de la participación.

El torneo se disputó en formato de liguilla jugando todos contra todos y Egipto terminó invicto derrotando a Francia en la última jornada por 57 a 36 y haciéndose con el oro.