El Iberostar Tenerife se ha proclamado campeón de la FIBA Intercontinental Cup tras derrotar por 72 a 80 a la Virtus de Bolonia. El equipo tinerfeño ha hecho valer su condición de anfitrión para llevarse su primer titulo de la temporada después de haber eliminado al Río Grande Valley Vipers en semifinales.

Sin Dani Díez de nuevo ausente por lesión, los de Vidorreta volvieron a contar con la pareja Huertas&Shermadini como los más destacados. El base brasileño se fue hasta los 23 puntos mientras que el pívot terminó con 18 puntos y 7 rebotes.

A ellos se unió la gran aportación de Aaron White que terminó siendo el jugador más valorado del equipo con 16. Sumó 10 puntos y 7 rebotes.

En los italianos destacó Milos Teodosic que terminó con 15 puntos, 8 asistencias y 7 rebotes.