La liga china lleva ya varias semanas de actividad tras el parón por el COVID-19 y se empiezan a ver las primeras exhibiciones.

La última ha sido la de Joseph Young, ex de los Indiana Pacers, que está jugando su segunda temporada en China después de promediar más de 36 puntos en su primer año. El jugador de los Nanjing Monkey King ha anotado 74 puntos en el partido con una serie de tiro de 27 de 50 en el tiro. Sin embargo… su equipo perdió el partido. La exhibición completa:

La maldición de la liga china

A priori, una actuación tan espectacular por parte de un jugador de un equipo debería ser sinónimo de victoria… aunque no es así.

El mejor ejemplo lo encontramos en los 82 puntos que anotó Errick McCollum en el año 2015. Sigue siendo la única vez en la historia que un jugador supera los 75 puntos en un partido y, sin embargo, su equipo no consiguió lograr la victoria. McCollum lanzó más tiros (49) que todos sus compañeros juntos (39) pero cayeron ante Guangdong Dongguan (129-119).

En el segundo puesto más de lo mismo. Jimmer Fredette consiguió superar los 70 puntos en dos ocasiones alcanzando su máximo con 75, segunda mejora marca de la historia. ¿El resultado? Una derrota por solo un punto (137-136) con una canasta ganadora del rival. Cuando anotó 73 también perdió.

La maldición dura ya desde 2013. Ese año Quincy Douby (ex UCAM Murcia) anotó 75 puntos en enero con victoria y Bobby Brown anotó 74 en diciembre también con el triunfo de su equipo (aunque necesitó de una prórroga). Desde entonces todos aquellos que han alcanzado esa marca han perdido el encuentro. A los dos anteriores y a Joseph Young hay que sumar a Jared Cunnigham que también anotó 74 en 2016… con derrota.