Su nombres es Niccolo Mannion y en las últimas ‘ventanas FIBA’ se convirtió en el cuarto jugador más joven en debutar con la selección italiana. Hijo de Pace Mannion, jugador en los 80 y 90 de la NBA y de distintos equipos en Europa, ‘Nico’ -como le llaman- empieza a despuntar. Catalogado jugador de cinco estrellas tanto por ESPN como por 247Sports dentro de su generación (nº22 y 2º base), tanto la selección italiana como la sub17 de USA le querían reclutar.

Finalmente se decidió por Italia. En su primer encuentro sumó 9 puntos y 2 asistencias pero jugando casi 30 minutos, lo que demuestra la confianza de Meo Sacchetti en la joven perla. También influyó que Italia fuese a ser primera de grupo pasase lo que pasase, aunque hay que recordar que los resultados en las ‘ventanas’ siguen contando para la segunda fase. Estás fueron sus mejores acciones.

Mannion ya había mostrado su gran nivel en Europa durante el europeo sub16 disputado el pasado verano. Sus 20 puntos, 5.7 rebotes, 4 asistencias y 3 robos de media no ayudaron a Italia a superar el 9º puesto aunque terminó el torneo como máximo anotador y jugador que más robos había acumulado.

Sin embargo, la fiebre por Mannion no queda solo en los torneos de selecciones. Numerosas universidades le habrían ofrecido jugar para ellas según él mismo ha manifestado y eso que todavía le queda al menos un año en el instituto. Duke, Utah, Arizona (donde está jugando para el Pinnacle High School)… múltiples alternativas para un joven de 17 años que está generando unas expectativas brutales, sobre todo en Estados Unidos. Él ha reducido la lista a 10 posibles universidades.

¿Será capaz de cumplir con lo que promete? Saldremos de dudas en los próximos años ,primero con su salto a la NCAA y posteriormente, y si cumple con lo esperado, con una salida al draft que no se producirá hasta al menos el año 2020.