En apenas dos meses Paolo Quinteros cumple 40 años. El escolta argentino sigue en activo, juega en Regatas en su país, pero no jugaba con la selección nacional desde hace más de siete años. Sin embargo su nombre aparece en la lista de citados por Sergio Hernández, el seleccionador, para las ventanas FIBA ante Estados Unidos y México.

Su reacción, según recoge ‘Basquet Plus‘, es maravillosa:

“Me llamaron por teléfono para avisarme que había quedado dentro de los 12 y me puso muy feliz. Había finalizado el entrenamiento matutino con el equipo. Es una noticia que me puso feliz, algo que cuesta aceptar y creer, pero que ahí está. Tengo que tratar de estar tranquilo porque tenemos un compromiso muy importante frente a Quimsa, pero sin dudas es algo muy lindo para mí, sobre todo a esta altura de mi carrera”, explicó el jugador, que pasó cinco años compitiendo en España (uno en León y cuatro en Zaragoza).
Reflexionando sobre el momento de la convocatoria, con casi 40 años es consciente de que puede ser la última: “Ya no me queda mucho hilo en el carrete, estoy tratando de disfrutar cada momento de esta temporada y es lo más lindo que me puede pasar el hecho de tener esta oportunidad de volver a vestir la camiseta celeste y blanca. Estoy disfrutándolo”.
Quinteros contó también cuáles han sido su mejor y peor recuerdo con la selección argentina. “El día más feliz fue cuando ganamos la medalla de bronce en Pekín. Esa tarde va a ser imborrable para mí. En el momento en el que sonó la chicharra y nos dimos cuenta que habíamos ganado el bronce, en mi caso particular fue el momento más feliz. En tanto, el más triste fue quizá cuando me quedé afuera de los Juegos Olímpicos de Londres 2012″.
Quinteros ganó el bronce olímpico en 2008 y además ha conquistado cinco medallas consecutivas en FIBA Américas, un oro (2011), tres platas (2003, 2005 y 2007) y un bronce (2009). También disputó el Mundial de 2010 con Argentina.