Selecciones en apuros: así están las plazas que quedan por asignar para el Mundial 2019

diciembre 4, 2018

¿Lo compartes?

Con 18 de las 32 plazas ya repartidas el Mundial de China 2019 empieza a coger color. La mayoría de las selecciones potentes han cumplido con las expectativas en las ventanas FIBA pero hay algunas que no lo han conseguido. Los casos más claros son los de Eslovenia y México, ya eliminadas del Mundial a falta de dos jornadas. Sin embargo, son todavía bastantes las selecciones de renombre que podrían no estar en el próximo Mundial. Las vamos a repasar.

Croacia

Es una de las selecciones que tiene más complicado estar en el próximo Mundial. Hasta esta última ventana dependía de sí mismo y de hecho venció a Hungría en el primer compromiso pero la derrota ante Lituania le deja en manos de Polonia, su próximo rival en las ventanas. Croacia no solo debe ganar a los polacos por más de 5 puntos para estar por delante en caso de empate, también tiene que ganar en la última jornada a Hungría y que Polonia pierda ante una Holanda ya eliminada. En el momento que Polonia gane un partido ya estará eliminada.

También podría darse la situación de que Italia quedase eliminada. Si Hungría gana a Italia (los italianos vencieron por 6 en la ida) y a Croacia e Italia pierde sus dos compromisos. Para que esto ocurriese Polonia debería o ganar ambos encuentros o ganar solo uno y provocar un triple empate entre los 3 equipos.

Rusia y Finlandia

Aunque lo normal sería que se acabasen jugando el 3º puesto del grupo entre ellas (Francia y República Checa ya están clasificadas), si Bulgaria gana los dos partidos que le quedan (uno ante Rusia) y Finlandia pierde ante Francia y le gana a Rusia podría haber triple empate que dejase a ambas fuera. Finlandia salvó los muebles ante Bosnia remontando un -20 en el último cuarto y llega viva a las últimas ventanas en la que con hacer lo mismo que Rusia en la primera jornada y ganarle a los rusos en la segunda por más de 2 puntos si Bulgaría no gana los dos. Si no se irá al triple empate. Rusia aún ganando a Bulgaría en la primera jornada se la podría jugar en la última jornada.

Brasil

En los grupos de clasificación americanos se clasifican los 3 primeros y el mejor cuarto de los dos grupos. En este caso el 4º es República Dominicana con el mismo balance que el 4º del otro grupo (Puerto Rico 6-4). La derrota de Brasil contra Canadá clasificó a estos últimos pero obliga a los brasileños a pelear su clasificación. Para ser 3º le bastaría con ganar a Islas Vírgenes y que los dominicanos pierdan contra Venezuela pero si los dos vencen o Brasil pierde se decidiría todo en un República Dominicana – Brasil. Brasil ganó por 18 en la ida por lo que tiene margen siempre que derrote a Islas Vírgenes. Si queda 4º quedaría a merced de lo que ocurra en el otro grupo.

Serbia y Georgia

Shermadini con una canasta sobre la bocina de la prórroga mantuvo vivo el sueño de Georgia que, sin embargo, sigue estando bastante complicado. Serbia depende de sí misma y lo tiene bastante favorable. Le ganó los dos partidos a Georgia por lo que todo lo que no sean dos derrotas de Serbia deja sin opciones tanto a Georgia como a Israel. El triple empate todavía estaría por decidirse pero un empate entre Serbia e Israel favorecería a esos últimos. Los georgianos se agarraban a una posible derrota de Serbia ante Grecia en las pasadas ventanas para solo depender de una derrota de los serbios. Ahora lo tienen muy complicado.

Letonia

Sin duda el grupo más exigente y abierto de todos los grupos. No solo ya ha quedado eliminado el campeón europeo, es también el único en el que un equipo con 6 victorias aparece como eliminado a estas alturas. Y esa selección es Letonia, una de las más competitivas del pasado Eurobasket que disputará casi una final en el último partido de las ventanas ante Montenegro. Antes tendrá que jugar vs España en Letonia en un partido que para seguir vivo podría valerle la derrota.

Mientras Letonia se enfrente a España, Montenegro se la estará jugando con Ucrania. Una victoria de Montenegro podría incluso favorecer a Letonia ya que entonces el último encuentro sería una final y los letones “solo” tendrían que vencer por más de 9 puntos para clasificarse dejando a los ucranianos fuera de la ecuación. Si Ucrania gana y Letonia pierde se produciría un triple empate a 6 victorias que podría derivar en otro empate a 7 victorias si Ucrania gana a Eslovenia con el ganador del Montenegro – Letonia o incluso un triple empate si Turquía no suma en sus últimos dos compromisos en los que no se juega nada ante Eslovenia y España. Sin duda el grupo más complejo de las ventanas FIBA.