«No éramos una escuela de baloncesto. Pero llegó este chico flaco, con cara de niño, muy pequeño y lo encendió todo».

¿Les suena? Es uno de los principales candidatos a MVP de la temporada, juega en los Warriors.

«Él era pequeñísimo,  pero cuando lo pusimos en la cancha era simplemente increíble. Anotaba 40 puntos, 50 puntos por partido sin problemas», explica James Lackey, el profesor de historia que entrenó a este equipo en la temporada 2001-02. «Nadie se acercó a nosotros ese año«. Y razón tenía, terminaron invictos.

Con motivo del partido entre Raptors y Warriors el Toronto Star ha publicado nuevas imágenes de Curry cuando era un niño. Es un partido amistoso entre el equipo de Queensway, donde Curry estaba jugando con su hermano, y una selección de jugadores liderados por … su padre, que jugó en Toronto entre 1999 y 2002.

No hace falta deciros que es el número 12 para ver sus movimientos y desparpajo a la hora de jugar.